La Subdirección General de Inspección y Control de la Dirección General de Fondos Comunitarios del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha iniciado expediente de incumplimiento de Incentivos Regionales contra Haulotte Cantabria, Sociedad Limitada.

En un anuncio publicado este lunes en el Boletín Oficial del Estado y consultado por Europa Press, Hacienda publica el edicto por el que se informa a la empresa de que el 30 de septiembre la Dirección General de Fondos Comunitarios acordó iniciar expediente de incumplimiento, al estimar que la entidad no ha cumplido las condiciones de la resolución individual de concesión de Incentivos Regionales del 30 de abril de 2007.

En julio de 2007, el Ministerio de Economía y Hacienda concedió a Haulotte, dentro de los Incentivos regionales, una subvención de 392.600 euros para un proyecto en la fábrica de Reocín, que contemplaba una inversión de 7,8 millones de euros y la creación de un centenar de puestos de trabajo.

En concreto, según Hacienda, la empresa no ha acreditado la creación y mantenimiento de 65 puestos de trabajo; tampoco se ha acreditado la realización de inversiones por importe de 5.667.567 euros; y la empresa no ha presentado documentación justificativa del mantenimiento de las inversiones cinco años después del final del plazo de vigencia.

La empresa tiene un plazo de quince días para alegar y presentar los documentos y justificantes que considere. El expediente está a disposición de la misma en la citada Dirección General.

En marzo de 2012 la firma francesa Haulotte anunció el cierre de su planta de Puente San Miguel y el despido de sus 72 trabajadores.

La planta de fabricación de maquinaria Haulotte de Puente San Miguel, que había recibido ayudas públicas del Gobierno, presentó en el año 2009 un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) ante la disminución de su actividad.

La fábrica, dentro del Parque Empresarial Besaya, se inauguró en marzo de 2007, con la previsión de crear 600 empleos directos y más de 1.000 indirectos. Esta planta surgió del acuerdo entre Haulotte Group y el Gobierno de Cantabria, firmado en París el 19 de abril de 2006 por la vicepresidenta regional. La fábrica comenzó a construirse en agosto de 2006.

Haulotte se dedicaba a la construcción de máquinas multifuncionales y equipos para movimiento de cargas, para lo que cuenta en el Parque Empresarial Besaya con una parcela de 62.000 metros cuadrados, de los que se han edificado aproximadamente 20.000.

La planta de Reocín supuso una inversión total de 20 millones de euros y se estimó que a pleno rendimiento supondría el 30% del total la actividad del Grupo Haulotte, arrojando una facturación de entre 1.500 y 2.000 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.