Hobbit
Imágenes con las cuales los investigadores pretenden demostrar que el 'hobbit' era un homínido.(Kirk E. Smith, Mallinckrodt Inst. of Radiology) Kirk E. Smith, Electronic Radiology Laboratory, Mallinckrodt Institute of Radiology

Un equipo de científicos estadounidenses defiende que los restos humanos del pequeño hobbit hallado en una isla de Indonesia pertenecen a una nueva especie, llamada 'homo floresiensis'.

Inicialmente se pensó que podría ser un homo sapiens con una combinación entre baja estatura y una dolencia en el cerebro llamada microcefalia.

Un estudio hecho últimamente que compara los hallazgos con los microcéfalos modernos

Esta alegación ha sido rechazada por un estudio hecho últimamente que compara los hallazgos con los los humanos que sufren microcefalias.

La microcefalia es una rara enfermedad que se caracteriza por un cerebro pequeño y una discapacidad cognitiva.

El supuesto homínido ha sido bautizado como homo floresiensis u hombre de Flores.

La investigadora Dean Falk , de la Universidad del estado de Florida, en EEUU, quien halló las osamentas en 2003, realizó un análisis tridimensional al cerebro del presunto homínido y confirmó su condición de Homo floresiensis.

El hallazgo había causado sensación mundial cuando se anunció, en 2004.

Falk sostenía que se trataba de un tipo de homínido diferente, que vivió hace 18.000 años, lo que despertó la polémica sobre el tema.

Los estudios de la científica, fueron refutados por Robert Martin, del Museo de Field, en Chicago, quien aseguró que el 'Hobbit' no era más que una persona con microcefalia.

Falk sostenía que se trataba de un tipo de homínido diferente, que vivió hace 18.000 años

La descubridora del 'hobbit' y su equipo, probaron su teoría con la creación de imágenes tridimensionales de cajas craneales de humanos normales, enanos, microcefálicos y del homo floresiensis.

De esa forma comprobaron que el homínido también conocido como Liang Bua 1 o LB1, pertenecía a una especie nueva de humano, y que era un individuo sano.

"Estas conclusiones tienden a confirmar la tesis del Homo floresiensis según la cual se trata de una especie humana diferente del hombre moderno", escribieron los investigadores en la revista Anales de la Academia Estadounidense de Ciencias.

Además- dijeron- podría ayudar a diagnosticar los casos de microcefalia.

Tras el hallazgo del hobbit hace cuatro años, el equipo de Falk confirmó que se trataba de una mujer en edad adulta, de caminar erecto como el humano actual.

Ese homínido, utilizaba herramientas y aprendió a dominar el fuego, habían difundido en Nature.