Álex Ubago viene al falla en acústico

El donostiarra se ha hecho mayor, se ha dejado barba y ha firmado el nuevo disco, ‘Aviones de cristal’, tras estar tres años en silencio y replantearse su carrera musical.
Álex Ubago posa en esta bucólica imagen de archivo.
Álex Ubago posa en esta bucólica imagen de archivo.
Tenía dieciocho, pero aparentaba dieciséis cuando saltó al estrellato con su primer álbum, ¿Qué pides tú?, en el año 2001. Aquel baladista imberbe de San Sebastián ha dejado de ser lo segundo.Ahora tiene veinticinco años y un par de giras trans-oceánicas a sus espaldas que le han permitido, además de saber dónde están los mejores duty free en aeropuertos de varios continentes, emocionar con sus canciones a públicos de distintos países. En breve irá a México y este nuevo disco ya lo han oído en vivo en Estados Unidos, Argentina y Chile.

El trabajo se llama Aviones de cristal y es su último, después de tres años de silencio en los que se ha replanteado el momento actual de su carrera.

Si de los dieciocho años a los veinte hay un cambio considerable que a Álex precisamente le pilló en la vorágine del éxito, a los veinticinco sí que se produce el gran salto a la incipiente madurez.

Por decirlo utilizando un ejemplo, las fans de Álex que tenían quince años ya no llevan fotos suyas en la carpeta, sino que están buscándose un trabajo. Eso se nota en las letras de este disco, que demuestra que Álex ha crecido a la par que sus seguidoras y seguidores.

Ahora llega a Granada en el ciclo de conciertos acústicos del Auditorio Manuel de Falla, un espacio idóneo  para disfrutar de sus canciones con la intimidad de un teatro.

* Auditorio Manuel de Falla. Paseo de los Mártires, s/n. Mañana, a las 20 horas. Entradas, 20 euros.

IGUAL SE PERDIÓ UN CAMPEÓN

Así son las carambolas de la vida. Álex iba para profesional del billar, de hecho, fue campeón de Euskadi y subcampeón de España en la categoría b, pero dejó el taco por la púa y el palo del billar por el mastil de la guitarra. El pulso y la puntería las conserva intactas, aunque ahora juegue con notas y no con bolas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento