La Policía impide una manifestación contra el racismo en Alcorcón
Tres niñas jugando en Alcorcón, ante la mirada de unos policías.(J. PARÍS)
Un fuerte dispositivo policial impidió ayer una manifestación pacífica de casi un centenar de jóvenes en las canchas deportivas del barrio de Torres Bellas de Alcorcón, donde se originaron los enfrentamientos entre chicos latinoamericanos y españoles el pasado fin de semana.

Según explicó a 20 minutos José García Archidona, coordinador general de Seguridad del municipio, la manifestación «no estaba autorizada». Se trataba, dijo García Archidona, de un grupo de jóvenes que «querían lavar la imagen del municipio». Los chicos llevaban pancartas con lemas como Convivencia. Ni racismo ni violencia. O, Mafias y racistas no.

El Ayuntamiento ha pedido a los habitantes del municipio que no acudan a ninguna convocatoria. Teme que en estas concentraciones se infiltren grupos de ultraderecha «que quieren sacar partido» de la situación surgida en Alcorcón tras una macro rreyerta el sábado entre jóvenes españoles y latinoamericanos, que se saldó con tres heridos de consideración y siete detenidos. La tensión en el pueblo sigue latente. El PP también ha anulado la concentración que había convocado para esta tarde.

Amenazan a una ecuatoriana

Doris Juárez, la ecuatoriana que atendió al joven apuñalado el sábado tras los incidentes en Alcorcón, asegura que ha recibido amenazas de muerte. Los dominicanos implicados en esa primera reyerta se han ido del municipio, según ABC.