Paciencia en  la parada, que viene a tope
Los autobuses de la línea 30 hacen esperar a sus viajeros habitualmente.
Cerca de una hora esperando en la parada de Latbus de la plaza Díez de Revenga de Murcia. Son las 12.30 h y el autobús de la línea 30 que se dirige a la pedanía de Los Ramos no aparece. «¡Alabado sea el Señor, que ya ha llegado!», exclama indignada una de las pasajeras.

Enfila la Gran Vía y las marquesinas  están llenas a rebosar de personas, lo que se refleja en el hacinamiento del autocar. «Abre una ventana, que nos vamos a asfixiar», comenta una mujer a otra ante la capacidad del bus.

Durante el recorrido, el conductor asegura que han subido al vehículo 80 personas, 20 más de las habituales en la línea 30 que une Murcia con Los Ramos.

Al pasar por la plaza de la Cruz Roja y contemplar el vagón del futuro tranvía empieza el debate. «Esto no va a hacer más que entorpecer el tráfico», dice uno. «Pero lo tienen ya todas las ciudades», comenta otro viajero.

A las 13.00 horas, el autocar llega al principal punto conflictivo del recorrido: el cruce de Los Dolores.

«En horas punta se pueden llegar a perder hasta 20 minutos en  este tramo por la cantidad de tráfico de diversos sentidos», comenta el conductor. «Tenían que dejar los semáforos en ámbar para no tener que esperar sin necesidad», añade.

Ocho minutos después el autocar llega a la pedanía de Beniaján, donde se bajan buena parte de los pasajeros. «Se ha duplicado la población y no han mejorado el servicio», dice María Ruiz. Poco después llega a Torreagüera y a las 13.26 horas, a Los Ramos. Nuestra Nota: 3.

Dinos... en qué línea nos subimos

Cuéntanoslo en... e-mail nosevendemurcia@20minutos.es correo Avda. Primo de Rivera,  30008 Murcia. o en  www.20minutos.es

Próxima entrega: Línea 21. Murcia-Ceutí

... Y todas las anteriores, en www.20minutos.es/murcia

Línea 30. Recorrido: Murcia-Beniaján-Torreagüera-Los Ramos. Número de autobuses: Cuatro autocares. Frecuencia: Cada 30 minutos. Retraso detectado: El trayecto se estima en 50 minutos. Llegó cuatro minutos antes.

Antonio Martínez. Empleado de banca. «La verdad es que no suelo coger mucho el autobús, pero en general me parece que no suele cumplir con los horarios y que tarda bastante. Eso sí, en líneas como la que va a Cabezo de Torres es horroroso».

Antonio José Niego. Estudiante. «La línea 30 es muy mala porque tendrían que poner más autobuses. Ya es una costumbre que la gente tenga que esperar hasta una hora en la parada a que pase el próximo autocar si llegas a perder el anterior».

Gabriel Ortiz. Estudiante. «Es una vergüenza cómo está el servicio de autobuses de Murcia, sobre todo el trayecto de la línea 30 entre Murcia y Beniaján. Tengo un amigo allí y suele llegar tarde a clase porque el autobús se ha retrasado».