Unas 600 personas se ha manifestado este domingo por las calles de Torrelavega, desde el Ayuntamiento hasta el campo de fútbol de El Malecón, donde se ha disputado un partido entre la Gimnástica y Atlético Albericia cuyos jugadores han disputado con camisetas de Sniace y Golden Line.

Se trata de una iniciativa más de "lucha obrera" para mostrar el apoyo a la situación en que se encuentran ambas empresas en particular y la comarca del Besaya en general. De hecho, el objetivo de esta protesta es "luchar" por ambas empresas y mostrar también que trabajadores y vecinos están "unidos para salvar la comarca del Besaya".

Así se lo ha destacado a Europa Press Raquel Saiz, portavoz de Golden Line, —desde el pasado martes Konecta— que ha señalado a esta agencia que la "problemática" de estas dos empresas, Torrelavega y el resto de la comarca del Besaya es "común a todos".

Y es que, como ha reflexionado, el problema del cierre de Sniace o el traslado de Golden Line-Konecta de Torrelavega a Valladolid no solo afecta a los trabajadores que "se quedan en la calle", sino a comercios, negocios o la propia Gimnástica, toda vez que "si hay menos dinero" también hay "menos socios" en el club.

Saiz ha señalado que La manifestación partió a las 15.30 horas del Consistorio. Una vez en el campo de fútbol de El Malecón, los manifestantes se colocaron en la grada habilitada con motivo de esta protesta, mientras los jugadores salían al terreno de juego con camisetas de ambas empresas, que se han intercambiado entre ellos.

Así, la Gimnástica y la Albericia han competido con camisetas rojas y amarillas, portando los lemas 'Comité de empresa. Sniace lucha por su futuro, otra vez' y 'Konecta vende 150 familias. Vodafone consiente. SOS Banco Santander'.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.