Unas 3.000 personas se han manifestado este domingo a mediodía en Les Cases d'Alcanar (municipio de Tarragona de 10.500 habitantes, aproximadamento), según el primer recuento policial, para exigir el cierre y desmantelamiento del depósito submarino de gas Castor, que presuntamente ha provocado continuos pequeños terremotos en la zona.  

Los organizadores, la Plataforma Ciutadana en Defensa de les Terres del Sénia, cifran en 6.000 los asistentes y han asegurado que presentarán una denuncia ante la Fiscalía de Castellón por los "daños" producidos y que ofrecerán un escrito tipo de denuncia para que cualquier persona pueda denunciar a título individual, en declaraciones al canal 3/24.

El alcalde de Alcanar, Alfons Montserrat (ERC), ha cifrado en más de 400 los movimientos sísmicos que se han producido en la zona y ha valorado que, si hasta ahora sólo se ha inyectado parte del gas que servirá de base del almacén, la compresión de introducir más y la descompresión de extraerlo cuando esté plenamente operativo el depósito supondrá un "riesgo evidente" para la población.

Otras protestas este sábado

Esta manifestación sucede a las ya producidas este sábado en Benicarló y Peñíscola, donde cientos de personas se concentraron a las puertas de sus respectivos ayuntamientos para mostrar su rechazo al Proyecto Castor de almacenaje subterráneo de gas tras los movimientos sísmicos registrados en la zona en los últimos días.

En esta iniciativa, convocada por el consistorio, han participado familias al completo e incluso varios niños han portado pitos y pancartas en las que podía leerse 'Peñíscola dice no al Castor'. En la fachada de la Casa Consistorial también se ha colgado una pancarta similar a la colocada en Benicarló y Vinaròs contra esta infraestructura.  

El acto ha contado con la presencia del alcalde de Peñíscola, Andrés Martínez, quien se ha mostrado muy crítico con el proyecto Castor, que según asegura, "no aporta nada" a la población. En este sentido, ha subrayado que Peñíscola tiene "una belleza natural y patrimonial muy grande" que le hace no necesitar este proyecto, y ha lamentado que, por el contrario, los últimos seísmos, que según ha explicado, han provocado alteraciones en la falla sobre la que se asienta Castor, están generando perjuicios a las empresas turísticas de la zona.

Asimismo, ha criticado que el Gobierno "obvió el informe técnico" que alertaba sobre los riesgos de la plataforma, que ahora "está haciendo mucho daño a Peñíscola". En cualquier caso, Martínez ha hecho un llamamiento a la "tranquilidad" de la población y ha agradecido su colaboración.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.