La presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, ha recordado los momentos en los que "compartió trabajo codo con codo" con el ahora presidente de Foro Asturias, Francisco Álvarez-Cascos y ha indicado que "ahora puede decir que aquella admiración se ha vuelto en profunda decepción". "En la misma proporción que lo admiré me ha decepcionado. Hoy en día Cascos no resiste la "prueba del algodón de la hemeroteca". ¡Qué cosas dijo, y qué cosas hace y dice ahora!", dice Fernández.

Mercedes Fernández se muestra así de crítica con Cascos en una entrevista elaborada por la Oficina de Información del PP de Asturias que se puede ver en la página web del Partido, a la que ha tenido acceso Europa Press.

En la misma la presidenta de los 'populares' asturianos reflexiona sobre su labor al frente del PP asturiano, un partido que dice encontró "triste, desarmado, agotado"."Me encontré una organización desarmada. Los abandonos, las bajas y el desánimo eran la foto fija de entonces. Era fruto de la fuerte sacudida sufrida al crear Cascos un partido para competir con el PP. Supuso un desánimo y una desorientación generalizados", dice.

No obstante se muestra muy orgullosa del cambio y de algunos aspectos que se han mejorado, así por ejemplo destaca que tienen "el Grupo Parlamentario con mejor formación y mayor perfil profesional previo a su entrada en política".

Fernández se muestra también muy crítica con la gestión del gobierno de Javier Fernández, a quien dice "se le nota mucho que no quiere ser presidente" y se refiere durante la extensa entrevista a otros asuntos de actualidad, como el reciente debate sobre el nuevo sistema de retribuciones de los diputados.

Sobre este asunto asegura que "nunca le interesó mucho el dinero, y ha hecho más renuncias que acumulaciones" y recuerda que "aunque otros partidos se arroguen ahora la paternidad de esa idea de la reducción en el número de escaños, el PP la puso ya pública y parlamentariamente sobre la mesa en el Pleno institucional con motivo del Día de Asturias del año pasado".

"Quiero un Parlamento más pequeño y mucho más ágil y transparente, adaptado a la realidad económica y social de la Asturias de hoy, manteniendo nuestra calidad democrática", destaca.

Preguntada por el caso Bárcenas, la presidenta del PP asturiano asegura que "Bárcenas es lo peor de la política". "Aunque el PSOE parece que cree todo lo que dice el ex tesorero, no sé si es que aprueba lo que hizo... En toda organización puede haber garbanzos negros, y lo importante es tener determinación para combatirlos. El PP la tiene", concluye.

Consulta aquí más noticias de Asturias.