El Ayuntamiento de Santander acometerá, en ejecución subsidiaria, el derribo del edificio de los antiguos Talleres Bolado, en el número 1 de la Avenida de Candina, que ha sido declarado en ruina, según ha indicado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz.

En una nota, el edil señaló que se requirió a la propiedad a llevar a cabo su demolición en el plazo de dos meses y, tras haber transcurrido este período sin que haya ejecutado el derribo, será el Consistorio el que lo realizará, subsidiariamente.

Las obras de demolición han sido contratadas a la empresa Franferma, por un importe de 184.000 euros, que se repercutirá a los propietarios del inmueble, y un plazo de ejecución de un mes.

El desarrollo de los trabajos deberá coordinarse con ADIF, puesto que el edificio está situado junto a las vías del ferrocarril, precisó el concejal, quien apuntó que el inmueble, destinado a uso industrial, fue construido en 1967.

En este sentido, apuntó, tal y como corroboran los informes técnicos, se trata de una construcción que presenta un "completo abandono desde hace años", en el que han desaparecido las carpinterías, tanto exteriores como interiores y presenta filtraciones que han provocado un "fuerte deterioro" en la estructura.

El inmueble se encuentra en una situación de "fuera de ordenación" por lo que no puede realizarse la rehabilitación necesaria para que se conserve en condiciones óptimas, que garanticen la seguridad física de la construcción, así como su higiene y ornato, por lo que se ha procedido a la declaración de ruina urbanística del mismo.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.