Viviendas
Bloques de viviendas en Madrid. JORGE PARÍS

Los grandes inversores ven el mercado inmobiliario de España como algo apetecible; es, de hecho, uno de sus principales objetivos dentro de la Unión Europea. Según un estudio realizado por la firma Knight Frank, los fondos internacionales estarían dispuestos a invertir el próximo año hasta 14.000 millones de euros en "ladrillo" español, eso sí, no exactamente en vivienda.

De hecho, el mercado inmobiliario español ha escalado este año a la tercera posición entre las preferencias de los fondos frente a la sexta que ocupaba en 2012, según la encuesta elaborada por la consultora a 200 inversores. España es ahora el país europeo más atractivo para invertir para un 11,6% de los entrevistados, tan sólo por detrás de Alemania –que es prioritario para el 23,2%– y de Reino Unido, con el 39,4%.

Madrid es la ciudad que despierta mayor interés, seguida de BarcelonaEntre los factores que han propiciado el posicionamiento del mercado inmobiliario español destaca la estabilización de la zona euro, los indicios de mejora de la economía o un ajuste de los precios del 65% que contrasta con el valor del metro cuadrado en las principales ciudades europeas.

Y es que más de la mitad de los encuestados reconoce que capitales como Londres o París han perdido su interés por la escasa rentabilidad que en la actualidad proporcionan –por debajo del 4% en muchos casos–, y contemplan operaciones en otras ciudades como Madrid o Barcelona.

Especuladores, aseguradoras y fortunas familiares

Atendiendo al perfil de los inversores con el foco puesto en España, destacan los promotores especulativos, las grandes aseguradoras, los inversores institucionales, fortunas familiares o fondos patrimoniales.

El sector de oficinas mantiene la primera posición entre las preferencias de los inversoresPor preferencias, el sector de oficinas mantiene la primera posición entre las preferencias de compra de los potenciales inversores consultados por Knight Frank. Madrid es la ciudad que despierta mayor interés al haberse consolidado como la sede de los principales grupos internacionales, seguida de Barcelona.

La segunda prioridad para los encuestados son los establecimientos hoteleros ubicados tanto en Madrid y Barcelona como en algunas zonas de costa de lujo como Sotogrande (Cádiz). En tercer lugar, los fondos buscan en el mercado residencial viviendas de lujo en las zonas 'prime' de la capital y la ciudad condal, además de paquetes de viviendas en la costa con grandes descuentos.

Por último, el desplome del consumo deja a los centros comerciales en cuarta posición, aunque no se descartan operaciones en zonas próximas a las grandes ciudades que hayan soportado la crisis.

Sin embargo, la consultora considera que algunos planes de inversión no podrán materializarse debido a la oferta de calidad disponible ya que, oficialmente, sólo existen dos inmuebles en venta en las principales arterias de Madrid y Barcelona. En este sentido, a diferencia de otros países, los edificios 'prime' suelen ser propiedad de personas o entidades que no se desprenden de su patrimonio (grandes aseguradoras o familias).