La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha dicho que "no quiere oír hablar de plazos" en la aplicación del copago farmacéutico hospitalario —en vigor desde este martes— hasta que "no se estudien las garantías jurídicas que tiene la resolución", un extremo al que "se ha comprometido el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad" en el marco de la Comisión de Farmacia del Consejo Interterritorial de Salud, afirma.

En este sentido, y en declaraciones a los periodistas en Sevilla, la consejera ha señalado que en dicha Comisión —que reúne a responsables del Ministerio y a comunidades autónomas—, Andalucía "ha vuelto a manifestar su postura contraria, porque no ve ni la eficacia ni la eficiencia de la medida".

Además, ha explicado que el Ministerio "se ha comprometido a estudiar las garantías jurídicas que tiene la resolución", ya que lo que "se planteó por parte de las comunidades autónomas es que no había garantías jurídicas en la aplicación de la mediada, y no estaba muy claro si solo era medicina a nivel ambulatorio o si llegaba más en el ámbito del hospital".

Así, Sánchez Rubio reitera que "van a estudiar las garantías jurídicas que tiene la resolución, y después, una vez que se tengan los informes correspondientes desde el punto de vista jurídico, se pronunciarán". No obstante, añade, "no queremos oír hablar de plazos hasta que eso finalice y lo que no vamos a retirar bajo ningún concepto es el recurso de alzada que presentamos ayer, porque entendemos que realmente lo que se lesiona fundamentalmente es la equidad del sistema".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.