La patronal Escuelas Católicas de Andalucía (ECA) ha manifestado su apoyo y respaldo a los profesores de Religión que, según la denuncia de los delegados diocesanos de Enseñanza de las Diócesis de Andalucía, sufren "hostigamiento" al negársele el horario de recreo, en lo que consideran un acto de "palpable discriminación" en relación con los otros docentes de centros públicos.

El secretario general de ECA, Carlos Ruiz, ha indicado a Europa Press que aunque la problemática no afecta a sus centros, que han sabido del caso "de manera tangencial", expresan "todo su apoyo" a este sector docente contra esta "injusticia", dada a conocer en una reciente reunión en Antequera (Málaga) con motivo de una convocatoria por parte de la Secretaría Técnica de Enseñanza de los Obispos del Sur, al objeto de valorar las incidencias de comienzo del curso escolar.

Así, además de haber lamentado el retraso en la incorporación del profesorado de Religión en las unidades de Primaria en algunas provincias, con el consiguiente retraso en la atención educativa en esta materia a muchos alumnos y familias, se valora negativamente la situación referida.

Y es que ésta produce "no sólo una aminoración en la atención educativa y la vigilancia del alumnado en un momento donde es deseable una mayor atención, sino una palpable discriminación del profesorado de Religión, que se ve desplazado de tareas en las que, hasta ahora y conforme a la normativa legal establecida, estaba equiparado al resto de compañeros".

En otro orden de cosas, se han programado cuatro reuniones a lo largo del curso en la que se abordarán temas de coordinación con la escuela católica en sus distintos niveles; la relación con los educadores católicos, sea cual sea el entorno en que se inserten; y la organización de un congreso de profesores de religión de cara al próximo año.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.