La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Andalucía (FSS-CCOO Andalucía) no ha suscrito el acuerdo al que han llegado el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y el resto de sindicatos presentes en la Mesa Sectorial de Sanidad —Satse, CSI-F, UGT y Faspi— sobre la nueva regulación del derecho a la promoción interna temporal, dado que la fórmula que va a utilizar la Administración sanitaria "supone un nuevo paquete de recortes laborales y económicos".

CCOO no ha suscrito el acuerdo puesto que, como mantiene el secretario general de la FSS-CCOO Andalucía, Humberto Muñoz, la Administración sanitaria intenta "hacer caja, ahorrando en gasto salarial y destruyendo empleo", sin sustituciones de los puestos de origen y con la pérdida de un puesto de trabajo por cada cuatro contratos que se hagan al 75 por ciento de jornada en lugar de a tiempo completo. Por ello, el dirigente sindical asegura que la FSS-CCOO Andalucía pondrá a disposición de los trabajadores del SAS afectados por este acuerdo sus asesorías jurídicas para que puedan presentar las correspondientes reclamaciones judiciales.

Además, y a través de un comunicado, la FSS-CCOO Andalucía afirma que la negativa a la firma de un acuerdo que, según sostiene, "precariza" este derecho obedece a varias razones. En primer lugar, se renuncia, en la práctica, a la posibilidad de hacer nombramientos de promoción interna temporal de larga duración, por lo que la contratación se limita a períodos inferiores a cuatro meses. Tampoco se garantiza que los nombramientos de promoción sean al cien por cien de la jornada laboral, por lo que se transforma un puesto de trabajo de jornada completa en otro a tiempo parcial. "Se desincentiva, por tanto, el derecho a la promoción interna, ya que un porcentaje muy importante de los aspirantes perderá económicamente en esta situación", afirma el líder sindical.

Asimismo, la FSS-CCOO Andalucía asevera que "no existe un compromiso serio" de que el puesto de trabajo que deja vacante el profesional que se promociona sea cubierto, por lo que se produce un recorte en el volumen global de contratación, y, además, existe "una clara discriminación" entre el personal que hasta ahora mantiene una promoción interna temporal, 1.268 profesionales, con jornada de trabajo al cien por cien, con el que accedería de nuevo a la promoción interna temporal en condiciones de trabajo distintas.

En definitiva, afirma este sindicato, con este nuevo recorte se disminuye el gasto de masa salarial al convertir puestos de trabajo de tiempo completo a tiempo parcial y se pierde volumen de contratación al no garantizarse la sustitución de los profesionales que acceden a la nueva promoción interna temporal, lo que supone otra pérdida de derechos de los profesionales del SAS, que sigue situándose en cabeza del ranking de los servicios de salud que más recortan en España, mientras otras comunidades autónomas, como Madrid, Valencia y Asturias, garantizan el derecho a la promoción interna a jornada completa.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.