La activación de este plan supone mantener la comunicación con el Consorcio Provincial de Bomberos, la Subdelegación del Gobierno en Castellón y en este caso con los ayuntamientos de Peñíscola, Vinaròs y Benicarló, así como con los servicios municipales, el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (Cicu) y la Policía de la Generalitat con el fin de hacer seguimiento de la situación, ha precisado el Gobierno valenciano.

Ha destacado que el teléfono de Emergencias 112 ha recibido desde la noche de este lunes un total de 15 llamadas relacionadas con los movimientos sísmicos producidos en esta zona de la provincia de Castellón.

Por su parte, la Dirección General de Protección Civil de la Generalitat de Catalunya, a través del Centro de Coordinación Operativa de Catalunya (Cecat), sigue la evolución de la serie de seísmos iniciados el 8 de septiembre en la costa de Vinaròs, y se mantiene en contacto con los municipios de la zona del Montsià y del Baix Ebre y en coordinación con el Instituto Geológico de Catalunya (IGC).

Según ha informado Protección Civil, desde el 8 de septiembre se han producido 350 pequeños seísmos y, pese a que se constata un incremento de las magnitudes sísmicas registradas en las últimas horas, no han alcanzado valores que puedan provocar daños en edificios e infraestructuras.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.