El Sindicato STEI ha cifrado en un 46,81% el seguimiento por parte de los profesores del duodécimo día de huelga en la enseñanza pública de Baleares, lo que supone 44,16 décimas menos que el día de inicio de esta huelga el lunes 16 de septiembre (90,97%).

Así, esto se traduce en que un total de 1.482 docentes han secundado esta iniciativa convocada por el STEI, CCOO y la Asamblea de Docentes y a la que se han sumado UGT y ANPE para mostrar su rechazo al Decreto Ley del Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL).

En un comunicado, el STEI ha detallado que la huelga ha sido secundada por 1.482 de los 3.166 profesores que podían hacer huelga en las islas, mientras que los servicios mínimos han estado conformados por 1.642 docentes.

Concretamente, el porcentaje de docentes que han hecho huelga asciende al 52% en Mallorca (976); el 9,19% en Menorca (34); el 49,71% en Ibiza (423) y el 72,06% en Formentera (49).

La huelga, según el STEI, ha sido respaldada por el 46,8% del profesorado en los centros de Educación Infantil y Primaria (959 de los 2.049 que podían secundarla), porcentaje que se sitúa en el 47,45% en los Institutos de Educación Secundaria (511 de los 1.077) y al 30% en otras enseñanzas (12 de los 40).

El sindicato ha censurado que la Conselleria de Educación emplea "tácticas de filibusterismo negociador para dilatar al máximo las mesas de diálogo", tal como, según ha criticado, sucedió en la reunión de este lunes, lo que "no ha permitido avanzar en la negociación".

"Intentan en todo momento corromper el proceso lógico de negociación, buscando subterfugios para rehuir su responsabilidad", ha reprobado el STEI, que ha advertido al Govern de que "no conseguirá cansarnos ni agotarnos, porque tenemos la razón, la fuerza y ahora, el empuje de la manifestación del domingo 29S".

Para la central sindical, la tercera semana de huelga está demostrando que toda la comunidad educativa está "unida", de manera que ha destacado que "ni los docentes, ni los padres, ni los alumnos rehuyen de su responsabilidad, cada uno en el ámbito que le atañe, para hacer frente a las políticas de imposición y a favor de una enseñanza pública de calidad".

Así, ha remarcado que el "clamor social" de la manifestación del 29S, demuestra que "todos queremos lo mismo, que es una solución al conflicto, basada en el consenso y el diálogo social".

En este sentido, ha concluido que "más unidos que nunca, pedimos cordura, diálogo y responsabilidad", de modo que el Govern "tiene en sus manos resolver el conflicto que ellos mismos han generado y ahora enquistado".