Técnicos de la Subdelegación del Gobierno en Granada visitarán este martes el municipio de Castilléjar para inspeccionar la ladera que se derrumbó hace tres semanas afectado a tres casas cueva, quedando una totalmente destruida, y obligando al desalojo de dos personas, a fin de hacer un diagnóstico de la zona, que permanece acordonada.

El primer teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Castilléjar, José Manuel López, ha explicado a Europa Press que las lluvias de los últimos días no han empeorado la situación, aunque el municipio ha solicitado ayuda al Gobierno, la Junta y la Diputación para que los trabajos dirigidos a contener la ladera y eliminar las piedras pendientes de desprenderse se realicen con la mayor "urgencia" posible.

La Diputación de Granada ya ha remitido al Ayuntamiento un informe elaborado junto a una empresa externa en el que se recogen los trabajos a acometer y el coste de los mismos, que será "elevado", un documento en el que se apuesta por crear caminos para que entre la maquinaria destinada a limpiar los escombros bajo medidas de seguridad.

El primer teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Castilléjar ha confiado en que las obras salgan adelante con la ayuda de estas dos administraciones —la Junta ha trasladado que la actuación no es de su competencia—, ya que este pequeño municipio "no tiene recursos" suficientes, además de que hay una familia que permanece desalojada después de que el derrumbe de la ladera afectara a su casa cueva.

Para el municipio, lo primordial es dar una solución para contener la ladera, ya que, si bien un nuevo desprendimiento sólo afectaría a la casa cueva deshabitada que quedó totalmente destruida tras el suceso, la pretensión es que la zona, en el barrio de la Cruz, sea totalmente segura para los vecinos.

La ladera en cuestión se encuentra encima de una zona salpicada por casas cueva y el Ayuntamiento de Castilléjar aboga por crear un "gran muro de contención", ya que el terreno está muy escarpado y "no se puede apuntalar".

Consulta aquí más noticias de Granada.