Los profesores que han secundado la huelga educativa en Baleares desde el pasado 16 de septiembre han perdido unos 800.000 euros, según el sindicato STEI, que ha explicado que ésta es la cifra que dio este jueves la Conselleria de Educación, Cultura y Universidades al Comité de Huelga y que concluyó sin acuerdo al negarse a que la aplicación del Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL) sea voluntario en Primaria e Infantil, tal como exigen los sindicatos.

En un comunicado, el STEI ha recordado que su objetivo es que se retire el TIL, si bien ha aclarado que en caso de que esto sea imposible, exige que su aplicación sea voluntaria en Primaria, al igual que va a ocurrir en la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), después de que así lo haya aceptado la Conselleria de Educación.

No obstante, ha criticado que el departamento dirigido por Joana Maria Camps "no quiere ceder", mientras que el STEI propone el "refuerzo" del área de inglés con desdoblamientos, ratios bajos, películas en versión original en la televisión pública y auxiliares de conversación.

Además de este refuerzo, el STEI ofrece que se negocie un plan de implantación de una tercera lengua y un plan de refuerzo escolar, mientras que, según ha señalado, la Conselleria ofrece profesorado para hacer desdoblamientos en las aulas donde los ratios lo permitan.

Por otra parte, el sindicato ha señalado que el TIL "no estaba en el programa electoral" del PP, al tiempo que ha indicado que para el STEI, la Ley de Símbolos es una "línea roja", por lo que ha exigido a la Conselleria de Educación que esta normativa sea negociada en educación.

Asimismo, el STEI ha revelado que la Conselleria les ha anunciado que para la implantación del TIL, habrá 104 profesores más, "lo que supone unos 4 millones de euros de presupuesto", si bien de momento "ya hay 70 profesores y esperan dar trabajo a los que faltan hasta 104, a pesar de que en los últimos dos años la plantilla ha disminuido en cerca de 1.000 docentes".

Respecto a los tres directores de Instituto de Mahón expedientados por negarse a aplicar el TIL, el STEI ha pedido a la Conselleria que si es cierto que ha levantado la suspensión cautelar a estos profesionales, "la haga efectiva, es decir, que van a sus puestos de directores".

Por otro lado, ha revelado que el departamento de Camps también se ha comprometido a bajar los ratios, lo que implicaría un aumento de las plantillas docentes, mientras que el STEI ve en la Conselleria una "buena predisposición" para negociar un pacto en relación a las interinidades y una rebaremación consensuada de las listas.

Respecto a los presupuestos de los centros educativos, ha recordado que hay una partida de 170.000 para obras, mientras que la Conselleria estudiará revisar el tanto por ciento que se necesita para poder tener acceso a las ayudas de comedor. Así, el sindicato ha aseverado que si ahora es el del 70%, el Govern "mirará de rebajarlo", al tiempo que "harán un esfuerzo para lograr una partida del presupuesto", con el fin de destinarla a estos apartados.