Niños y pobreza
Una mujer pone la mesa en un comedor social de la ONG Mensajeros de la Paz en Madrid. EFE

El PSOE considera que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2014, aprobado este viernes por el Consejo de Ministros, que ha presentado el Gobierno no es como asegura el Ejecutivo el de la recuperación, sino el de "la consolidación del empobrecimiento" de las familias y de las clases medias.

La Secretaria de Política Económica y Empleo, Inmaculada Rodríguez-Piñero, y el portavoz de Economía del Grupo Parlamentario Socialista, Valeriano Gómez, han asegurado en rueda de prensa que "frente al triunfalismo" del Gobierno está la "realidad que viven los ciudadanos", que es la de los recortes.

El Gobierno que prometió sacar al país de la crisis ofrece más paro, sueldos mas bajos, peores servicios públicos y más deuda pública "El Gobierno que prometió sacar al país de la crisis ofrece más paro, sueldos mas bajos, peores servicios públicos y más deuda pública que en 2011", ha dicho Rodríguez-Piñero.

Los socialistas creen que no se puede decir que estamos saliendo de la crisis y a la vez recortar las pensiones, las prestaciones por desempleo, las becas universitarias y las ayudas para libros de texto, además de castigar a los enfermos más graves que tienen que contribuir a financiar medicamentos hospitalarios y a los empleados públicos que verán congelado su sueldo por tercer año consecutivo.

Por eso, Rodríguez-Piñero ha dicho que los presupuestos de 2014 revelan que detrás de la "propaganda" de la recuperación continúan la crisis y los recortes más injustos.

Por su parte, el coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha asegurado, que en contra de lo que sostiene el Gobierno, los presupuestos no van a ser las cuentas "de la recuperación", sino que van a contribuir a la destrucción de empleo y van a colocar a España "en la dirección de Grecia".  

En una rueda de prensa en el Congreso, Lara ha insistido en que no se puede hablar de recuperación hasta que se cree empleo y que, para que esto suceda, la economía debe crecer alrededor del 1,5%.

De hecho, ha destacado que, además de volver a congelar por cuarto año consecutivo el sueldo de los funcionarios, porque a su juicio, al Gobierno "le estorba lo público", también se mantiene la tasa de reposición cero, salvo en algunos sectores en la que ésta no podrá superar el 10%.  

"Se va a destruir empleo", ha concluido Lara, antes de recordar que desde que empezó la crisis unos 375.000 empleados públicos se han quedado sin trabajo y de asegurar que es una "absoluta falacia" que el sector público esté "sobredimensionado" como quiere hacer creer el Ejecutivo.

CiU dice que el Gobierno carga la austeridad en la autonomías

Los partidos nacionalistas también han sido críticos. El portavoz adjunto de CiU en el Congreso, Pere Macías, ha acusado este viernes al Gobierno de aprobar un proyecto de presupuestos que "bajo el paraguas" de la austeridad acaban exigiendo el esfuerzo de los recortes únicamente a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos.

Siguen siendo unos presupuestos aprobados desde una mentalidad burocrática y centralizadora"Siguen siendo unos presupuestos aprobados desde una mentalidad burocrática y centralizadora sin sensibilidad social ni entendimiento de la economía real", ha afirmado.

En una nota, Macías asegura que si el Gobierno quisiera realmente dar ejemplo de la austeridad "que predica" no dudaría en abordar ajustes más severos en el "núcleo duro" de la administración central como reclama CiU, suprimiendo ministerios que ya tienen transferidas desde hace tiempo sus competencias a las comunidades autónomas.

El PNV, por su parte, ha criticado el "optimismo desmedido" del Gobierno con la revisión del cuadro macroeconómico y la presentación de los presupuestos.

Pedro Azpiazu, portavoz económico del PNV en el Congreso, ha alertado de que un crecimiento del 0,7% no puede crear empleo y ha añadido que el Gobierno "se está engañando a sí mismo y a los ciudadanos" al lanzar mensajes positivos basados en indicadores coyunturales que "nada tienen que ver con una recuperación real de la economía".

En un comunicado, Azpiazu ha asegurado que con los datos ofrecidos no se observa ninguna recuperación económica y ha subrayado que la tasa de paro sigue siendo "dramática".

UGT: insisten en los recortes y agravan el desempleo

Por otra parte, el sindicato UGT ha denunciado que los presupuestos para 2014, aprobados este viernes por el Consejo de Ministros, no son "los de la recuperación" como ha afirmado el propio Gobierno, sino que "dan continuidad a una política económica que insisten en los recortes, se desentiende del grave problema del desempleo y consolida la caída en la protección social".  

En un comunicado, UGT afirma que el Ejecutivo "juega a confundir a la sociedad" al hablar de recuperación y a la vez aprobar unos cuentas que "no sirven para apoyar esa reactivación y no reparan en los destrozos realizados en los dos últimos ejercicios sobre el estado del bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos".

Comisiones Obreras exige un cambio "radical" de las prioridades presupuestarias del GobiernoAdemás, el sindicato señala que se olvidan del desempleo al renunciar a impulsar activamente el empleo y "consolidan la caída en la protección social de las personas en situación de desempleo".

Las partidas dedicadas a la promoción de empleo, indica, se han reducido en casi 4.000 millones desde 2010 y los fondos destinados a la protección por desempleo han caído un 5,8% con relación a los presupuestos pasados.

En conjunto, destaca UGT, los recursos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) se recortarán en 2.200 millones respecto del presupuesto ajustado al año anterior.

Desde Comisiones Obreras, su secretario de Organización y Comunicación, Fernando Lezcano, ha declarado que los presupuestos de 2014 vuelven a dar la espalda a la reactivación económica y al empleo y penalizan a pensionistas y empleados públicos.

En un comunicado, CC OO augura que con ello se agravará el estancamiento del consumo y se asestará un nuevo golpe a los servicios públicos y al estado de bienestar.

Lezcano exige un cambio "radical" de las prioridades presupuestarias del Gobierno, "como el déficit o la eliminación de derechos", por otras que atiendan a las necesidades de las personas peor tratadas por la crisis y que incentiven la actividad económica y el empleo.