El Ayuntamiento de Cádiz ha culminado este viernes su adhesión al tercer Plan de Pago a Proveedores con la aprobación, en un pleno extraordinario, de un único punto en el orden del día: la revisión del Plan de Ajuste conforme al Real Decreto 8/2013. Esta revisión ha salido adelante con los votos a favor del Grupo Popular, la abstención del Grupo Socialista y el rechazo del Grupo de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Cádiz.

Para el teniente de alcalde y concejal delegado de Hacienda, José Blas Fernández, "nuevamente vamos a gestionar nuestros recursos desde el esfuerzo de pagar a los proveedores en los plazos establecidos en las normas sobre la morosidad de las operaciones comerciales, un objetivo que marcado por el Gobierno Central en los últimos tres años".

Según informa el Ayuntamiento en su página web, este tercer plan de pagos a proveedores se realiza por un total de 18.978.944 euros, se beneficiarán 225 empresas y se pagarán un total de 2.981 facturas pendientes de cobro.

En virtud del mismo el Ayuntamiento concertará una operación de préstamo por este importe y afrontará anualmente los pagos derivados del mismo. El préstamo a firmar tendrá una duración de diez años, con dos años de carencia, "y por ello se revisa el Plan de Ajuste ya aprobado con ocasión del segundo Plan de Proveedores, y se adapta para hacer frente a las cuotas a pagar en los próximos ejercicios", ha añadido Fernández.

Las medidas adoptadas se han desarrollado en las dos vertientes marcadas por el Gobierno de la Nación, por un lado buscando mayores ingresos sobre los previstos y por otro lado por la reducción de los gastos ya existentes.

Por la vía de los mayores ingresos ya se han tomado, durante el ejercicio 2013, las primeras medidas para adecuar los ingresos del área de Deportes "a los costes reales de ese servicio" modificando la ordenanza tributaria que los regula, lo que va a suponer "mayores ingresos sobre los previstos este año y extenderá su efecto en los ejercicios siguientes".

En cuanto a los gastos, se han tenido en cuenta las previsiones contenidas en el Proyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad Local, actualmente en trámite parlamentario, que prevé la asunción por las Comunidades Autónomas de los gastos derivado de los Servicios Sociales "lo que debe suponer, en la práctica, un ahorro para las arcas municipales que, con la prudencia de no conocer cuando se aprobará dicha norma y como quedará finalmente regulada en la misma esta materia, debe producir sus efectos a partir de 2015", explica el responsable de Hacienda.

José Blas Fernández ha ultimado que la aplicación práctica de este tercer plan va a suponer que "muchas" empresas gaditanas puedan cobrar sus facturas, por lo que considera que es una medida que supone "una inyección económica importante en un momento crucial, porque sin duda es un balón de oxígeno que permitirá el mantenimiento de la actividad y de los puestos de trabajo". Es decir, "que vamos a inyectar más de 18 millones de euros a la economía gaditana", concluye.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.