El Gobierno regional ha autorizado empezar a tramitar una operación de crédito para hacer frente a una "eventual" ejecución del aval de 200 millones de euros con que la Comunidad respaldó la construcción del Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia, ante el "probable" incumplimiento de las responsabilidades contractuales de la empresa concesionaria, Aeromur.

El Ejecutivo regional ha tomado la decisión de autorizar esta operación de crédito, que supondría un máximo de 200 millones, en el Consejo de Gobierno celebrado este viernes "entendiendo que la entidad concesionaria podría no atender el préstamo", según ha hecho saber en rueda de prensa el vicepresidente de la Comunidad y consejero de Economía y Hacienda, Juan Bernal.

El vicepresidente ha insistido en que Aeromur "es la única obligada al pago de ese préstamo", pero ha recordado que la Comunidad Autónoma "es avalista" y, entendiendo que la concesionaria "podría no atender" sus pagos, el Gobierno regional "prepara ya el escenario solicitando esa autorización legal necesaria para formalizar una nueva operación financiera que permitiera hacer frente a la eventual ejecución del aval".

En este sentido, el proyecto de Ley contempla la autorización en los Presupuestos del año 2013 para "formalizar operaciones de crédito por un importe máximo de hasta 200 millones de euros, que se financiarán mediante endeudamiento, y que se destinarían a afrontar "eventuales obligaciones de gasto derivadas de la ejecución de las garantías que la Comunidad Autónoma dio para los contratos de aval".

En concreto, esta operación pretende dar cobertura a la asunción "de una eventual posición deudora respecto del sindicato bancario en cuanto a las obligaciones derivadas por la ejecución del aval del aeropuerto de Corvera, y todo ello como consecuencia del incumplimiento de las obligaciones contractuales de la empresa concesionaria".

Bernal ha precisado que esta decisión "responde a la hoja de ruta que tiene el Gobierno regional en relación con el aeropuerto y una vez ejecutada la rescisión de la concesión", ya que "se trata de diseñar una operación que permita la transición entre el préstamo que hay en este momento y que va a ser, probablemente, desatendido por la empresa concesionaria y del que la Comunidad es avalista".

Además, esta operación financiera tiene como horizonte ejecutar esa transición "hasta la llegada del nuevo concurso", y pretende impedir una situación "de no responder a las obligaciones que derivan de ese préstamo".

En caso de que esta operación de crédito tenga que llevarse finalmente a efecto, Bernal ha anunciado que el Gobierno regional "reclamará a la concesionaria, que es la única obligada al pago de ese préstamo, e incorporará al nuevo concurso el requisito de que todos los costes derivados de esta operación de crédito sean asumidos por el nuevo concesionario del aeropuerto".

Influencia en el déficit y en el endeudamiento

Bernal ha aclarado que la operación de crédito "tendrá que figurar en el endeudamiento de la Comunidad Autónoma" hasta que se resuelve el nuevo concurso. Además, ha admitido que los gastos financieros que se deriven de esta operación "tendrán que ser atendidos inicialmente por la Comunidad Autónoma", que tendrá el derecho de reclamar a la sociedad concesionaria "el reintegro de todo acto que ocasione el préstamo".

Igualmente, ha explicado que el coste financiero de esta operación se incluirá en los pliegos de contratación del nuevo concurso para que sean asumidos por los interesados.

Esta operación de endeudamiento sustituirá el aval, que si es ejecutivo, "debe ser respondido transformando el aval en una operación de préstamo", algo que "se habló en su momento a las entidades financieras", ha garantizado.

De todas formas, Bernal ha insistido una vez más en que el préstamo "tiene que pagarlo la concesionaria", y recuerda que todavía no ha oído a la concesionaria que no piense pagarlo. "Me gustaría escuchárselo, y solamente en ese caso, el Gobierno tendrá que hacer frente a un aval por el que habrá que responder".

No obstante, Bernal ha dicho que él no quiere que Aeromur "esté muy tranquila pensando que el Gobierno regional ya prevé ese trabajo", sino que prefiere darle tiempo para ver si la concesionaria está dispuesta a atender el préstamo "como es su obligación". Mientras tanto, la Comunidad "se tiene que preparar como avalista que es, y pensando que esta operación se tiene que incorporar al nuevo concurso".

Con todo, Bernal ha explicado que el gobierno regional ha hablado y se ha "entendido" con las mismas entidades financieras que han formalizado la operación del aeropuerto, para que, en su momento y si fuera necesario, ese aval "pueda ser transformado en un préstamo". Aunque puede haber alguna variación, el Gobierno regional mantiene esta vía de diálogo "fluida" con el mismo sindicato bancario.

Ha recordado que, hasta ahora, se había ejecutado el fondo de reserva que preveía el propio préstamo y, aunque se tenía que destinar a otras cuestiones, finalmente se ha utilizado para atender el crédito porque la concesionaria "no estaba pagando".

Si la sociedad concesionaria, a requerimiento de pago, no hace los abonos, la Comunidad tendrá que realizar una operación financiera con las entidades financieras y diseñar el escenario, la cantidad y los requisitos.

Bernal ha aclarado que el hecho de transformar el aval en un préstamo "requiere las autorizaciones que la ley de Estabilidad establece". Así, en primer lugar tiene que recibir la autorización de la Asamblea Regional, tal y como acaba de solicitar el Gobierno autonómico, y debe de tener la autorización del Ministerio de Hacienda y del Consejo de Ministros.

De esta manera, la Ley que se tramita en el Parlamento puede tardar unos 25 días en resolverse, mientras que las negociaciones con el Ministerio de Hacienda y su elevación al Consejo de Ministros "es más variable", pero puede durar "fácilmente un mes o un mes y medio".

Situación judicial del aeropuerto

Al ser preguntado por la situación judicial del Aeropuerto, Bernal ha querido hacer hincapié en que se trata de una actuación "completamente decisiva para el futuro de la Región que tiene que hacerse", de forma que el objetivo básico del Gobierno regional es que el aeropuerto "entre en funcionamiento".

Atribuye la situación generada a que Aeromur "no ha cumplido con los requisitos de la concesión, y no es una opinión del Gobierno regional, sino que lo ha dicho el Consejo Jurídico de una forma absolutamente definitiva, por lo que procedía la rescisión de la concesión".

Ante esta situación, la hoja de ruta trazada por el Gobierno regional pasa en primer lugar por rescindir la concesión; así como transformar el aval en un préstamo, porque el aval sería "ejecutable"; en tercer lugar el Gobierno regional negociaá con Aena a fin de lograr el cierre del aeropuerto de San Javier.

Bernal ha llamado la atención sobre al importancia del cierre de San Javier, porque "daría mayor rentabilidad y capacidad de actuación al Aeropuerto de Corvera". En este sentido, ha recordado que el presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel, tiene una reunión prevista este lunes con AENA.

En cuarto lugar, el Gobierno regional tiene que convocar el nuevo concurso, para lo que hay que determinar la situación exacta del aeropuerto y cuáles son las inversiones realizadas, así como las autorizaciones que ya se han obtenido, porque "parece que la concesionaria no ha conseguido las autorizaciones que tenía que obtener".

La visita autorizada por el Juzgado este viernes, según Bernal, "se ha realizado" y pretende "comprobar los elementos y la situación del aeropuerto, a la vista de que va a producirse un cambio de titularidad".

Consulta aquí más noticias de Murcia.