La consejera andaluza de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha considerado este viernes que el copago en farmacia hospitalaria impulsado por el Gobierno de Mariano Rajoy "pone en riesgo la salud de muchas personas" y ha defendido la "absoluta sostenibilidad" del sistema sanitario en la "segunda comunidad autonóma con menos deuda después del País Vasco", según ha remarcado.

Sánchez Rubio ha señalado la "obligación" marcada por el Estatuto de Autonomía y la propia Constitución de "velar por la salud" de los ciudadanos y ha cuestionado que, tal y como indicado la ministra del ramo, Ana Mato, la no aplicación de una medida que supone una recaudación de 1,7 millones de euros en el ámbito nacional "pueda poner en riesgo en sistema" si bien ha subrayado que sí "pone en riesgo la salud".

"Hay muchas personas que reciben su medicación en el ámbito ambulatoria de un hospital que son frágiles desde punto de vista sanitario y social, por lo que si tienen un copago farmaceútico y otro hospitalario finalmente desistirán del tratamiento y eso sí que es grave", ha advertido en declaraciones a los medios tras visitar el centro de especialidades de Alta Resolución de la 'Bola Azul' en Almería.

Cabe recordar que el ejecutivo que preside Susana Díaz ya ha anunciado recurso de alzada contra la resolución que fija la entrada en vigor del copago en farmacia hospitalaria en 1 de octubre.

Con respecto al nivel de endeudamiento de la Junta en esta materia, y criticado también por Mato, ha admitido que si bien existen deudas que ha achacado a "problemas de liquidez", estas "están reconocidas" y situan a Andalucía como la región menos endeudada en esta materia tras el País Vasco.

"Nosotros queremos estar al día pero ha habido un parón de ingresos impresionante por parte del Estado y estamos asumiendo con responsabilidad esos recortes", ha remarcado Sánchez Rubio. "Que no quepa ninguna duda de que no vamos a poner en riesgo la estabilidad del sistema pero tampoco vamos a poner en riesgo la salud de la gente", ha apuntillado.

Al hilo de esto, ha reiterado que sistema sanitario andaluz es "totalmente sostenible pese a las dificultades" y ha indicado que la Junta está "manteniendo, con un coste por habitante inferior a la media nacional, las prestraciones y servicios gracias a la eficiencia en la gestión, algo que no ocurre en otros sitios".

Con respecto al recurso de alzada, ha señalado que el Gobierno andaluz llegará "hasta el Tribunal Constitucional" con los mismos argumentos empleados para impugnar el copago farmaceútico implantado por ley en 2012.

Ha incidido en que, no obstante, la Junta pedirá el 1 de octubre la retirada de la resolución ya que, "si hubieramos querido aplicarla, que no a la vista de los beneficios económicos y los perjuicios en salud, se hubiera necesitado un año o un año y medio para modificar el sistema de dispensación, de extrema delicadeza ya que hablamos de enfermedades graves".

Consulta aquí más noticias de Almería.