El grupo parlamentario de IULV-CA ha pedido este viernes al Gobierno de la Nación que dé un "respiro" a las comunidades autónomas en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), tras cinco años "de apretarles el lazo al cuello", y que cumpla con la Disposición Adicional Tercera del Estatuto de Autonomía de Andalucía, que hace referencia a la inversión en función de la población, siendo 2014 el último año en el que se contempla, "aunque en los anteriores no se ha cumplido y la deuda con Andalucía supera los 2.000 millones".

En rueda de prensa, el diputado de IULV-CA Ignacio García, que ha estado acompañado por el diputado de IU por Málaga en el Congreso, Alberto Garzón, ha anunciado que esta petición, junto con otras en esta materia, se recoge en una moción que IULV-CA va a presentar en sus ayuntamientos de cara a la aprobación del proyecto de ley de los PGE y en la que se recuerda que el 80 por ciento de los ingresos con los que cuenta la Junta para su Presupuesto provienen del Estado.

En la citada moción, según ha explicado el diputado autonómico, se demanda también la revisión "urgente" del modelo de financiación autonómico, cuya "mala" aplicación hacer perder a Andalucía 1.000 millones al año; el incremento de las transferencias finalistas, en particular las relacionadas con empleo y políticas sociales; o la reconsideración de los objetivos de déficit y del reparto entre el Gobierno y las comunidades.

También reclama la federación de izquierdas un reparto equitativo del incremento de recaudación tras la subida de impuestos como el IRPF o el IVA, y del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) tomando como parámetro principal la financiación por habitante; el dimensionamiento suficiente del Programa de Pago a Proveedores; y la elaboración y puesta en marcha de una reforma fiscal integral y progresiva.

Tras apuntar que esta moción irá acompañada por una campaña de información a la ciudadanía sobre los PGE, Ignacio García ha dicho esperar que el Gobierno no rebaje la cifra que ya destinó a Andalucía en el pasado ejercicio presupuestario, en torno a los 20.000 millones, y ha advertido de que, en el caso de que ello sea así, se dificultará la elaboración de los Presupuestos de la Junta para 2014.

No obstante, el parlamentario por Cádiz ha querido dejar claro que "habrá presupuestos andaluces" en cualquiera de los casos y que, en el peor de ellos, el Gobierno andaluz tendrá que "priorizar" en la elaboración de las cuentas públicas, teniendo muy en cuenta sus prioridades: "el empleo, la educación, la sanidad y la dependencia".

Desmantelamiento del sistema público

Por su parte, Alberto Garzón ha dicho que su grupo podrá valorar los PGE con mayor precisión el próximo lunes cuando el Gobierno ofrezca una información más completa. "Pero ya está claro, a tenor de las declaraciones de miembros del Ejecutivo, que Rajoy quiere que las comunidades hagan el juego sucio a la Troika y al Gobierno central, que tienen un propósito social de desmantelar el sistema público en general", ha añadido.

En su opinión, el Gobierno obliga a las comunidades a hacer recortes sabiendo que no tienen margen fiscal idéntico al Gobierno, sino que gestionan el gasto con "muy poco margen" en la parte de los ingresos. Según ha indicado, los PGE deberían cambiar "radicalmente" porque deberían atender a la realidad y son ya muchos presupuestos continuados de austeridad "que no han dado ningún resultado positivo".

El diputado en el Congreso ha destacado que, aunque el Gobierno diga que persigue acabar con el crecimiento de la deuda pública y del déficit, los datos revelan que en el último año el déficit se ha incrementado por las ayudas a la banca y la deuda pública ha ascendido al 92 por ciento del PIB. "Ni siquiera de acuerdo a sus propósitos oficiales, los PGE están funcionando", ha apostillado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.