Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a cinco hombres de entre 26 años y 43 años, de origen nigeriano, como presuntos autores de dos delitos de estafa, uno de ellos en grado de tentativa, mediante la modalidad de 'cartas nigerianas' en sus diversas variantes a ciudadanos extranjeros residentes en Europa, según ha informado la Jefatura en un comunicado.

Las investigaciones se iniciaron tras una denuncia de un hombre de nacionalidad alemana y residente en ese país, que se dedicaba profesionalmente a la asesoría financiera internacional, en la que decía haber sido víctima de una estafa de 9.700 euros. Según su denuncia, una persona había contactado con él y le comunicó que requería de sus servicios para invertir la cantidad de 20 millones de libras que estaban depositadas en un banco de Inglaterra y que pertenecían a una herencia que procedía de unos negocios petrolíferos.

La víctima aceptó hacerse cargo de la gestión del depósito y de su posterior inversión para lo que al parecer contactó con un banco inglés, donde le dijeron que el dinero había sido transferido a una entidad bancaria de Valencia. Seguidamente indicaron a la víctima que se debería desplazar hasta Valencia y hacerse cargo de varios pagos, correspondientes a impuestos, tasas y honorarios de funcionarios.

A finales del mes de agosto, el denunciante vino a Valencia y mantuvo una reunión en una oficina donde un supuesto abogado y empleado de un banco le mostró una maleta con dinero en efectivo, por lo que decidió hacerse cargo de los pagos por valor de 9.700 euros. Seguidamente, los presuntos estafadores le pusieron diversos problemas y le exigieron nuevas cantidades de dinero que llegó a pagar en días posteriores, hasta que, tras una nueva petición de dinero, denunció los hechos.

Otro intento de estafa a un matrimonio alemán

Los investigadores, tras averiguar la identidad de los sospechosos, los detuvieron como presuntos autores de un delito de estafa y comprobaron que iban a tener una cita en un hotel en Valencia donde se encontraba alojado un matrimonio alemán a los que también les habían hecho venir desde su país para hacerse cargo de una supuesta herencia que les había sido legada por un pariente fallecido en España, por lo que los agentes les imputan otro delito de estafa, esta vez en grado de tentativa.

Tras la detención, los investigadores bloquearon dos cuentas bancarias donde recibían los ingresos de las víctimas y realizaron un registro en una oficina del distrito de Russafa, en la que intervinieron dos ordenadores portátiles, 580 euros, 15 teléfonos móviles y una maleta repleta de fotocopias de billetes de 100 dólares americanos.

La oficina registrada había sido "acondicionada" para darle un aspecto "más profesional", poseían tarjetas de visita y formularios con el nombre de una empresa. De esta forma, según la Policía, "trataban de aparentar que era el despacho de un abogado, empleado de esta empresa ficticia". La oficina se encuentra en un centro de negocios donde se alquilan despachos incluso por horas. Los detenidos, uno de ellos con antecedentes policiales, pasaron a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Valencia.