Isaac Rosa sobre 'La habitación oscura': "Es una novela desoladora y violenta, coherente con el momento"

El autor presenta en Sevilla su último título, un retrato de quienes crecieron confiados en el promesa de un futuro mejor que ven alejarse
Isaac Rosa presenta en Sevilla 'La habitación oscura'
Isaac Rosa presenta en Sevilla 'La habitación oscura'
EUROPA PRESS

El escritor Isaac Rosa (Sevilla, 1974) ha presentado este martes en Sevilla su novela 'La habitación oscura' (Seix Barral), una exploración de las posibilidades literarias de la oscuridad pero también, una mirada generacional, un retrato de quienes crecieron confiados en la promesa de un futuro mejor que ahora ven alejarse. A través de las vidas de quienes a lo largo de quince años entran y salen de ella, vemos el duro despertar a la realidad de una generación que se siente estafada.

Durante su presentación a los medios en la Biblioteca Pública Infanta Elena de Sevilla, donde esta tarde a partir de las 20,00 horas mantendrá un encuentro con sus lectores, Rosa afirma que se trata de una novela "desoladora, amarga y violenta, coherente con el momento que estamos viviendo", que "surge de la propia habitación oscura en la que me encuentro". En este sentido, explica que sus títulos anteriores "partían de una idea más concreta de lo que quería hacer". Sin embargo, en este caso "no me planteé escribir una historia desde lo que está pasando ni desde mi generación, sino que surgió de forma mucho más intuitiva".

De este modo, continúa, "surgió una imagen que es la de esa habitación oscura, y aunque podría haber hecho muchas cosas como un cuento, una obra de teatro, una comedia o una novela de intriga, decidí aprovechar esa habitación oscura para hacer otra cosa, y vi que tenía un potencial metafórico muy importante que te permitía hablar de lo que nos está ocurriendo y hacerlo además desde un punto de vista diferente y menos convencional, hacerlo desde ese lugar extraño en el que situar también al lector".

En este punto, el también responsable de títulos como 'El país del miedo' o 'La mano invisible' añade que quiere hacer que el lector "entre en la habitación oscura, que pase toda la novela a oscuras, y desde esa oscuridad sepa qué le está ocurriendo a los personajes y a él mismo". "La habitación oscura me permitía contar qué nos ocurre, hacerlo desde el punto de vista de mi generación, y en este sentido, desde una clave generacional". Además, agrega que vio la posibilidad de contar el paso del tiempo, porque la novela transcurre en pocas horas, pero "lo que cuenta sucede en 15 años".

Pero, explica Rosa, en este libro "hay una segunda trama que crea la intriga y tira de la novela a partir de cierto momento y que me permitía acercarme a otros temas como la reflexión sobre las protestas ciudadanas que vienen ocurriendo en los últimos años, cuáles son sus límite y sus consecuencias". Además, "está presente el espionaje informático, no de los gobierno o de los delincuentes, sino en el terreno de las empresas, algo que está ocurriendo sin ser conscientes de cómo está ocurriendo", manifiesta.

Asimismo, y cuestionado sobre por qué se trata de libro más oscuro, Rosa afirma que "es oscura respecto a otras novelas", porque la lectura "es menos nítida y las conclusiones están menos cerradas", con un margen para "la indefinición, la ambigüedad y para no cerrar del todo las historia", puesto que, añade el autor, "pretendo instalar al lector den la duda", porque es él "quien tiene que poner las líneas rojas".

"busco una literatura que enfrente al lector con el conflicto"

En este sentido, subraya que "busca una literatura que enfrente al lector con el conflicto", ya que "mayoritariamente ésta ha dado la espalda a lo que había de conflicto en esta sociedad". Pero "no quiero quedarme en la denuncia, no tenemos que aceptar relatos simplificadores de la realidad más compleja, por eso la idea de cuestionar al lector y a los relatos que lee hoy", asegura Rosa, quien añade que pretende "desnaturalizar la realidad, hacerla extraña al lector para que se haga ese tipo de preguntas que quizás no surgen solas".

Sobre el 15M, Rosa cree que es un movimiento con una parte buena, como es repolitización de la ciudadanía, pero también una negativa y es que "los resultados son todavía pocos". "No vamos ganando la guerra y solo nos podemos apuntar alguna batalla pequeña", asegura al respecto el escritor, quien señala que en la novela hay una propuesta de debate "entre si tenemos que seguir respetando las líneas rojas o tenemos que saltar algunas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento