Lillo asegura que todos los pasos a nivel de la provincia tienen "las medidas reglamentarias"

El subdelegado añade sobre los susceptibles de mejora que se hará "cuando las disponibilidades presupuestarias lo permitan"
El Subdelegado Del Gobierno En Jaén, Juan Lillo
El Subdelegado Del Gobierno En Jaén, Juan Lillo
EUROPA PRESS

El subdelegado del Gobierno en Jaén, Juan Lillo, ha asegurado este martes que "todos los pasos a nivel de la provincia" cuentan con "las medidas reglamentarias", al tiempo que ha apuntado sobre los susceptibles de mejora que se hará "cuando las disponibilidades presupuestarias lo permitan".

Así lo ha indicado a preguntas de los periodistas sobre este tipo de pasos después de que hace una semana un vecino de Espeluy falleciera al cruzar con su coche uno ubicado en la línea Jaén-Madrid a la altura de Mengíbar, cuyo alcalde, Gil Beltrán, anunció que llevará a pleno una moción para pedir al Ejecutivo central medidas que reduzcan la "peligrosidad" que presenta.

Sobre este caso concreto, ha insistido en que "estaba perfectamente señalizado" con un semáforo que anunciaba llegada del tren "con señales ópticas y acústicas" y que "funcionaban perfectamente". Se trata, según ha dicho, de "una forma de proteger los pasos a nivel", si bien ha añadido que "seguramente habrá más seguridad si se pone un paso elevado y no hay que pasar" por las vías.

"Pero bueno, es que todos los pasos no se pueden arreglar. En la provincia de Jaén se han arreglado aproximadamente las dos terceras partes de los pasos a nivel que hay en las distintas líneas de ferrocarril y el resto se irán arreglando a medida que la disponibilidad presupuestaria lo permita", ha declarado Lillo.

En cualquier caso, el subdelegado del Gobierno ha hecho hincapié en que "la totalidad de los pasos a nivel que hay en la provincia están con las medidas reglamentarias que en cada momento se han estimado que son oportunas colocar".

Por otro lado, se ha referido a las críticas de la comunidad de regantes Santa María Magdalena de Mengíbar sobre el "incumplimiento" del Ejecutivo en el proyecto de consolidación y modernización de 6.000 hectáreas de regadío. Lillo se ha mostrado sorprendido tras recibir a sus representantes "en un montón de ocasiones" y haber "desatrancado personalmente" la situación de estos riegos, que están "prácticamente realizados".

Según ha manifestado, el proyecto de impacto ambiental, que estaba "atrancado" en el Ministerio, "se sacó hacia adelante lo más rápido posible". A partir de ahí, ha aludido a problemas "por el tipo de obra que se ha realizado en contra de la que había proyectada". "Pero no son problemas que tengan que ver en absoluto con la gestión del Gobierno, sino con el desarrollo de la obra que es una cuestión que le corresponde resolver a la propia comunidad y no al Gobierno de la nación", ha concluido sin querer entrar en la naturaleza de esos obstáculos.

Europa press

Mostrar comentarios

Códigos Descuento