El Juzgado de Violencia sobre la Mujer se redistribuye para garantizar el aislamiento entre víctima y agresor

Y para separar la sala de vista de los otros juzgados
TSJC
TSJC
EUROPA PRESS

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer Número 1 de Santander ha modificado la distribución de sus dependencias para, por una parte, garantizar el aislamiento de la víctima de su agresor y, por otra, alejar este órgano del resto de instalaciones judiciales resto por las "tensiones bastante fuertes" que se viven entre las partes.

Así, se han creado dos salas donde puedan estar separados y aislados víctima y agresor y una nueva sala de vistas junto al resto de dependencias del Juzgado de Violencia sobre la Mujer y que antes se ubicaba en una planta inferior, en un pasillo en el que había otras dependencias ajenas a este ámbito.

La nueva reorganización ha hecho necesaria la realización de algunas obras, realizadas con "medios propios" de la Consejería de Justicia, cuya titular, Leticia Díaz, ha visitado las instalaciones en compañía del titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer, Javier Amores; del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC), César Tolosa, y de la fiscal general de Cantabria, María Teresa Calvo, entre otros.

Según ha explicado a los medios de comunicación Amores, que ha agradecido el "esfuerzo económico importante" realizado por la Consejería en estos tiempos de crisis para esta reorganización, era "una demanda" para el servicio público que la sala de vistas del Juzgado de Violencia sobre la Mujer "quedase al margen" del resto de órganos judiciales.

Ha apuntado que, a la vista del "conflicto personal muy importante" que existe entre las personas que intervienen en estos casos, y también entre las familias, el "fin" de esta reorganización era que el funcionamiento del Juzgado de Violencia sobre la Mujer no se "inmiscuya" en el funcionamiento ordinario del resto de juzgados por las tensiones que allí se viven.

Según ha explicado, hasta que se han realizado estas obras, que comenzaron en julio y han durado dos meses, la sala de vistas se encontraba separada del resto de dependencias del juzgado y en un "pasillo muy estrecho" donde se vivían tensiones "bastante fuertes" y que presenciaban el resto de usuarios de otras dependencias judiciales.

Por ello, ha considerado "muy importante" la labor realizada con las obras que, a su juicio, "mejora la eficacia" de toda la Administración de Justicia.

Lo mismo ha resaltado la consejera, quien ha comentado el efecto para el "buen funcionamiento" del Juzgado de Violencia sobre la Mujer que han supuesto las obras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento