Cien tiendas abren al año y unas 80 bajan la persiana

Los negocios baratos y las grandes superficies asfixian el pequeño comercio de la provincia. En 2006 vendieron entre un 20 y un 30% menos.
Las rebajas marchan a buen ritmo: Lo dice la asociación Centro Comercial Abierto y también la Federación Provincial de Comercio. Los carteles de descuentos, como el de la imagen, abarrotan los escaparates de las tiendas de la ciudad, que este año prevén recaudar más de 73 millones de euros. (Torres)
Las rebajas marchan a buen ritmo: Lo dice la asociación Centro Comercial Abierto y también la Federación Provincial de Comercio. Los carteles de descuentos, como el de la imagen, abarrotan los escaparates de las tiendas de la ciudad, que este año prevén recaudar más de 73 millones de euros. (Torres)
La supervivencia del comercio tradicional en la provincia de Granada es cada vez más difícil. Aunque cada año se abren establecimientos nuevos, también son muchos los que se ven obligados a bajar sus persianas por falta de ingresos.

Según la Federación Provincial de Comercio, en torno a un centenar de tiendas inician actividad cada año en Granada. Lo hacen, principalmente, para dedicarse a la venta de textil, calzado y complementos.

Por contra, unos ochenta echan el cierre. Aquí, la mayoría pertenece a comercios familiares, en los que las segundas o terceras generaciones de los fundadores del negocio apuestan por dedicarse a una actividad menos esclava. «Hay que luchar por darle continuidad a la empresa familiar», sostiene Enrique Oviedo, presidente de la citada Federación.

Pero las últimas cifras no son muy alentadoras. De hecho, en 2006 las ventas del pequeño comercio granadino bajaron entre un 20% y un 30%. La calidez de las temperaturas ha afectado especialmente a las tiendas de ropa de abrigo, que esperan recuperarse en la temporada de rebajas.

La proliferación de establecimientos de productos baratos regentados por ciudadanos chinos o la amenaza de las grandes superficies son otros de los enemigos del pequeño comercio. «Los chinos abren cuando quieren y venden lo que quieren», asegura Oviedo. Respecto a las grandes superficies, el presidente de la Federación de Comercio reclamó que se cuente con ellos a la hora de planificar su construcción y que los comerciantes granadinos tengan preferencia para abrir locales en estos espacios.

Carga y descarga reparto moderno

Para optimizar recursos, los comerciantes reclaman más zonas de carga y descarga y apuestan por distribuir las mercancías con unos trenes eléctricos como los que ya funcionan por otras ciudades.

Transporte ruta de microbuses

Piden que autobuses como lo que suben a la Alhambra o el Albaicín recorran las calles comerciales a las que no llega el transporte normal. También exigen que los taxis hagan turnos y no descansen en masa los sábados.

Venta ilegal más vigilancia

La Federación de Comercio reclama más vigilancia para acabar con la venta ilegal y el comercio de productos falsificados, que, según afirman, se produce incluso en los mercadillos de venta ambulante autorizados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento