Otro obrero muerto en Poblenou hace revivir el siniestro de Almogàvers

En los dos accidentes cayó el muro de contención de una zanja. Un compañero de la víctima queda herido en el desprendimiento.
Lugar donde ayer cayó el muro que acabó con la vida de un obrero en la calle Llull. (Eros Albarrán)
Lugar donde ayer cayó el muro que acabó con la vida de un obrero en la calle Llull. (Eros Albarrán)
La muerte de un obrero mientras aseguraba una zanja en la calle Llull recordó ayer la tragedia del pasado verano en la calle Almogàvers, cuando murieron cinco operarios. Los hechos fueron parecidos y el lugar, muy cercano, dentro del mismo distrito 22@.A las 9.00 h de ayer, cayó un muro de contención de una zanja sobre dos operarios que se encargaban de apuntalar el socavón abierto delante del número 66 de la calle Llull. Se trata de un agujero de unos 2,5 m de profundidad por 1,2 m de ancho.

Un golpe en el tórax

El desprendimiento de tierra causó la muerte a un joven marroquí de 22 años. Aunque todavía se desconoce la causa exacta del facellecimiento, fuentes sindicales apuntan un golpe en el tórax como la más probable.

El otro operario que recibió el impacto del derrumbe, también marroquí pero de 34 años, sufrió una contusión torácica y recibió el alta médica del Hospital del Mar la tarde de ayer. Los dos trabajaban en la obra municipal del distrito 22@, en el tramo comprendido entre las calles Álava y Pamplona, para instalar el sistema de recogida neumática de basura.

Retraso de la ambulancia

Las personas que presenciaron el siniestro se mostaron indignadas porque la ambulancia llegó entre 20 y 30 minutos después de que se llamara al 061, extremo que niega este servicio. Los vecinos ayudaron incluso a sacar el cuerpo del obrero todavía con vida de la zanja.

Treball ordena parar los trabajos

El inspector de la Generalitat que acudió ayer al lugar del siniestro paralizó la obra hasta que las constructoras «hagan un estudio del terreno y adopten las medidas de seguridad necesarias». El informe coincidiría, pues, con las conclusiones a que los sindicatos UGT y CC OO llegaron ayer. Según los respectivos responsables de salud laboral, el accidente se produjo porque el terreno era arenoso y no se tomaron las suficientes medidas de seguridad para que los muros no se desprendieran. Ayer murieron también otros tres obreros en Cádiz, Sevilla y Guipúzcoa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento