La campaña 'on line' puesta en marcha a través de la plataforma 'change.org' por la familia del joven jiennense Javier Joyanes, que fue encontrado sin vida en una zanja en septiembre de 2008 tras asistir a la boda de un amigo en La Calahorra (Granada), para solicitar una nueva investigación "policial y judicial" que esclarezca la muerte de su hijo, ha sumado en una semana casi 15.000 nuevos apoyos.

En concreto, la petición, que fue lanzada por una tía de Javier el pasado 6 de agosto, suma este lunes un total de 15.488 firmas, según ha podido comprobar Europa Press, cuando el pasado lunes día 9 eran 1.298 las rúbricas que se habían adherido a la misma, por lo que la cifra ha venido a multiplicarse casi por 15 en una semana.

El objetivo de la familia es trasladarse estas firmas al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, con el que quieren mantener un encuentro para exponerle en persona los motivos de sus reclamaciones, para lo cual el subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, se ha ofrecido a realizar gestiones.

La madre de Javier, Maribel Castilla, sostiene que la Guardia Civil "cerró el caso sin tener pruebas suficientes y tras haber cometido cantidad de errores", de ahí que ahora su familia quiera que sea la Policía Nacional el cuerpo de seguridad que investigue la muerte de Javier, que Maribel se niega a creer que ocurriera de acuerdo a la "versión oficial", según la cual fue un accidente producido después de que el joven "se despistase, siguiese una ruta ilógica, se metiese campo a través a oscuras y resbalase por un terraplén de unos cinco metros".

Frente a ello, ha recordado que disponen de "dos informes forenses", uno de ellos del "prestigioso" Luis Frontela, que acredita que fue atropellado y que incluso llegó a ser trasladado a otro lugar distinto al del accidente "donde lo tiraron para dejarlo morir".

Consulta aquí más noticias de Jaén.