El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, ha mantenido su primer contacto oficial con el nuevo Defensor del Pueblo, Jesús Maeztu, al que ha animado en su tarea, "en unos tiempos difíciles como estos, de regresión en los derechos sociales, que requieren que una entidad como la que dirige Maeztu esté ojo avizor".

En una nota, el regidor provincial considera "vital e irrenunciable" que una institución como la del Defensor del Pueblo Andaluz desarrolle con "total libertad sus funciones, máxime cuando hay muchas familias andaluzas que necesitan ser escuchadas y defendidas en estos momentos en los que, bajo el paraguas de la crisis, se acometen muchos atropellos injustificados".

También, ha recordado, tras su encuentro con Maeztu, que "por la parte que toca" a la Diputación, se va a seguir apostando en clave provincial por estar "junto a los que más lo necesitan", con iniciativas como el Plan de Urgencia Municipal, que se mantiene vigente en este 2013 y que dotará de presupuesto para 2014.

Asimismo, Villalobos ha recordado las distintas iniciativas que conforman el Plan Provincial de Cohesión Social e Igualdad durante el ejercicio 2013, dejando de manifiesto que, "en lo que concierne a Diputación, hemos hecho una aportación extraordinaria de 1,33 millones de euros, que hemos añadido a lo que teníamos presupuestado inicialmente".

Concretamente, la totalidad del Plan asciende a 48,44 millones de euros, de los que 25,76 millones son aportados desde la Junta (53,17%); 19,39 millones desde Diputación (40,02%); 2,94 millones desde los Ayuntamientos (6,07%) y 341.000 euros desde el Estado.

En definitiva, el presidente de la Diputación ha mostrado su voluntad de que, "al menos en la provincia de Sevilla, la desprotección a los que más lo necesitan no sea un motivo relevante de quejas ante el Defensor del Pueblo".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.