La Guardia Civil ha controlado a 46.128 vehículos en las carreteras de Castilla y León y ha formulado 570 denuncias por infracción a la normativa durante la campaña de la Dirección General de Tráfico (DGT) de especial vigilancia del uso del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil (SRI) en los vehículos.

El total de la denuncias tramitadas durante esta campaña, que se ha desarrollado entre el lunes 9 y el domingo 15 de septiembre, suponen un 1,24 por ciento sobre los vehículos controlados, según han informado a Europa Press fuentes de la Delegación del Gobierno.

El detalle del balance de la campaña por provincias es el siguiente: en Ávila se han realizado un total de 2.447 controles y se han tramitado 48 denuncias, un 1,96 por ciento; en Burgos, 4.358 controles con un resultado de 51 denuncias (1,17 por ciento), por otro lado, en León se controlaron 4.452 vehículos y se tramitaron 166 infracciones, un 3,66 por ciento.

En Palencia, la Guardia Civil realizó 3.900 controles e interpuso 41 denuncias, un 1,05 por ciento, mientras que en Salamanca y Segovia, el número de vehículos controlados ascendió a 4.364 y 7.310, y el balance de denuncias ha sido 52 (1,19 por ciento) y 43 (0,59 por ciento), respectivamente.

Asimismo, en Soria se realizaron 6.027 inspecciones, con un total de 61 denuncias (1,01 por ciento); en Valladolid, la Guardia Civil ha realizado 7.503 controles y ha denunciado a 51 vehículos, un 0,68 por ciento, y en Zamora, se han acometido 5.767 controles de los cuales, un 1,04 por ciento (60) han sido denuncias.

En la anterior campaña de estas características, que la DGT realizó entre los días 11 y 18 de marzo de 2013, la Guardia Civil controló el uso del cinturón y sistemas de retención infantil en 41.598 vehículos, formulando un total de 498 denuncias, el 1,20 por ciento.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.