Al menos 13 personas murieron - entre ellas el atacante - y 8 resultaron heridas, en el tiroteo registrado este lunes en unas instalaciones de la Armada de EE UU en la capital estadounidense, según ha informado el alcalde de la ciudad de Washington, D.C., Vincent Gray.

Alexis tenía acceso legítmo a la instalación militar por su trabajo como contratistaEl FBI ha identificado al atacante fallecido en el tiroteo como Aaron Alexis, de 34 años y de raza negra, exreservista de la Marina y contratista militar de Texas.

Las autoridades policiales han descartado la teoría de un segundo sospechoso, posibilidad que se barajó en un primer momento.

Durante una rueda de prensa, la jefa de la policía de Washington, Cathy Lanier, dijo que las autoridades confían en que el único responsable del tiroteo es Aaron Alexis y señaló que las autoridades creen que todas las víctimas identificadas son "civiles y contratistas". El alcade de Washington Vincent Gray precisó que todas las víctimas mortales tenían edades de entre 46 y 73 años.

"Nos sentimos cómodos de que tenemos a la única persona responsable por la pérdida de vidas dentro de la base hoy", dijo Lanier, al referirse al peor ataque contra una instalación militar desde el ocurrido en 2009 en Fort Hood (Texas).

Alexis tenía "acceso legítimo" a la instalación militar "como resultado de su trabajo como contratista" y "utilizó un pase válido para lograr entrar" a las instalaciones, dijo Valerie Parlave, subdirectora de la oficina del FBI en Washington.

Los registros militares de Alexis indican que pasó cuatro años como reservista de la Marina entre mayo de 2007 y enero de 2011, momento en el que fue licenciado, según un resumen de sus actividades militares publicado por el Pentágono.

Tiroteo

En una rueda de prensa Vincent Gray, indicó que hasta el momento, con la información disponible, "no hay ninguna razón" para pensar que el ataque, en el que pudieron participar hasta tres agresores, fuera de índole terrorista.

El tiroteo comenzó sobre las 8.20 de la mañana y los investigadores siguen intentando aclarar lo sucedido, aunque al parecer al menos un atacante entró en las instalaciones y disparó a mansalva.

La investigación está ahora a cargo del FBI, que será responsable de peinar la zona La investigación está ahora a cargo del FBI, que será responsable de peinar la zona del ataque un edificio de Navy Yard, un complejo de la Armada situado a orillas del río Anacostia en el que trabajan unas 3.000 personas. Lanier alabó la rápida y "heroica" respuesta de la Policía local de Washington.

Precisamente, uno de los heridos graves es un agente del cuerpo de policía municipal de la capital estadounidense. La zona donde se encuentra el complejo del Navy Yard, en el extremo este de Washington, está acordonada y controlada con una gran presencia policial, que incluye cuerpos especiales y helicópteros.

Además la seguridad se ha reforzado en edificios militares como el del Pentágono, a varios kilómetros de distancia, y donde el aumento de la alerta solo se ha tomado como medida de precaución debido a que la situación aún no está controlada.

Patricia Ward, que trabaja en el complejo, ha explicado a la cadena NBC que se encontraba en la cafetería cuando escuchó tres disparos seguidos. "Todo el mundo que estaba en la cafetería gritó e intentamos salir corriendo", ha aseverado. "Yo sólo corrí", ha apostillado. La cadena CBS ha descrito el incidente como una "escena caótica".

Una mujer que se ha identificado como Terry Durham ha indicado que, cuando estaba siendo evacuada del edificio, un hombre les ha disparado con un fusil y ha alcanzado una de las paredes. "Era alto. Parecía de piel oscura", ha explicado. "Era un hombre alto y negro", ha asegurado su colega Todd Brundage, que también es negro. "No ha dicho ni una palabra", ha apostillado.

Obama: "Un acto cobarde"

El presidente de EE UU, Barack Obama, condenó por su parte el tiroteo. "No conocemos todavía todos los hechos", afirmó Obama al comenzar una comparecencia ante los medios, que había sido convocada para hacer balance de la marcha de la economía estadounidense. "Sabemos que numerosas personas resultaron heridas y algunas han muerto", añadió. "Ésta es otra matanza. Todos conocemos los peligros del servicio en ultramar, pero ahora vemos los peligros aquí", lamentó.

Obama, ha decretado cuatro días de luto por el suceso. Las banderas ondearán a media asta en todos los edificios y lugares públicos, así como en las bases militares y navales, junto a embajadas, consulados y resto de legaciones diplomáticas hasta el atardecer del próximo día 20.

Además, la Casa Blanca ha retrasado la velada musical latina que tenía prevista para esta noche, en la que iban a participar Alejandro Sanz, Gloria Estefan y Ricky Martin entre otros artistas.

Petardos contra la Casa Blanca

Horas después del tiroteo, un hombre ha lanzado varios petardos contra la valla norte de la Casa Blanca, según ha informado el portavoz del Servicio Secreto de Estados Unidos, Ed Donovan. Éste aclaró que "no ha habido disparos", desmintiendo así lo publicado en las redes sociales, según las cuales se había producido otro tiroteo alrededor de la residencia presidencial.