Stavropol (Rusia)
Un grupo de licencidados vestidos con el uniforme de la 'Guardia de Honor' custodia el monumento a la II Guerra Mundial en Stavropol (Foto: Reuters) Eduard Korniyenko / Reuters
Las autoridades de Rusia pusieron este martes en alerta a las fuerzas de seguridad tras recibir información desde el extranjero sobre la posible comisión de atentados en el transporte público, informó el Comité Nacional Antiterrorista (CNA) ruso.

El estado (...) recibió de socios extranjeros información (...) sobre la posible ejecución de un atentado terrorista

"El estado mayor federal del Comité recibió de socios extranjeros información -que está siendo comprobada- sobre la posible ejecución de un atentado terrorista subversivo en el transporte terrestre y el metropolitano", dijo a las agencias rusas un portavoz del CNA.

Añadió que el director del Servicio Federal de Seguridad (FSB, ex KGB) y jefe del CNA, Nikolái Pátrushev, ordenó a las estructuras de mando de ese órgano en todo el país "poner en estado de alerta avanzada las fuerzas y medios antiterroristas", según la agencia Interfax.

Pátrushev también ordenó a las fuerzas de seguridad "intensificar la actividad operativa de investigación y llevar a cabo un conjunto de medidas preventivas" para evitar el posible atentado.

La fuente indicó que el aviso extranjero motivó una reunión urgente del estado mayor federal del Comité, en el que dirigentes de las estructuras de seguridad de las repúblicas y regiones de Rusia informaron sobre la puesta en marcha de medidas antiterroristas.

"El estado mayor recomienda a los dirigentes de las empresas de transporte público en el país que tomen las medidas precisas para garantizar la seguridad de la población", indicó el representante.

Agregó que el CNA también pide a la ciudadanía aumentar la vigilancia e informar a las fuerzas de seguridad en caso de detectar situaciones o personas sospechosas, para lo cual recuerda a los habitantes los teléfonos de contacto de la policía y el FSB.

El portavoz del Comité Nacional Antiterrorista no precisó si el aviso de alerta procedía de países ex soviéticos vecinos de Rusia o bien de estados occidentales, ni el origen de los eventuales terroristas.

La mayor parte de los atentados terroristas cometidos con anterioridad en Rusia, en particular en Moscú, fueron obra de extremistas islámicos procedentes de Chechenia y de otras repúblicas rusas del Cáucaso.