El presidente de la Real Sociedad Española de Química (RSEQ), Jesús Jiménez, ha reclamado este lunes, en Santander, inversiones tanto de las empresas privadas como de los organismos públicos para mantener a la investigación química básica española como la "séptima" a nivel mundial.

Jiménez ha ensalzado que la investigación química de nuestro país se encuentre en ese puesto mundial ya que, en su opinión, está "muy por encima de lo que le correspondería" por el número de investigadores y de inversión.

En una rueda de prensa, en la que se ha presentado la XXXIV Reunión Bienal de la RSEQ, ha indicado que, en investigación química, España "solamente" está superada por Estados Unidos, China, Japón, Alemania, Francia y Gran Bretaña.

"Nuestra visibilidad e impacto internacional es verdaderamente alta", ha señalado el presidente de la RSEQ, que ha instado a empresas e instituciones a "intentar que eso siga" y ha manifestado que, para ello, "es necesaria una inversión, que no un gasto".

Y es que, a su juicio, "es absolutamente necesario invertir para luego generar" y esto sucede tanto en las empresas como en lo público, ha dicho al tiempo que ha insistido en que "es imposible tener un retorno si no ha habido una inversión propia".

Si bien, ha considerado que, además de inversión, es necesaria "la planificación sistemática" de las convocatorias de ayudas y apoyos a investigadores que las empresas e instituciones españolas llevan a cabo.

"Las convocatorias de personal son esenciales para la gente joven dedicada y trabajadora", ha opinado Jiménez, quien ha considerado que la "inversión" de esas ayudas "tiene que estar controlada por la calidad y el esfuerzo".

En la rueda de prensa también han intervenido el profesor de Química Orgánica y Premio Nobel de Química 2005 Robert H. Grubbs; el presidente de la Federación Europea de Ingeniería Química (EFCE), Richard Darton; y la catedrática de Ingeniería Química de la Universidad de Cantabria (UC) Inmaculada Ortíz.

QUÍMICA, 15%

De la actividad industral cántabra

Esta última ha destacado que Cantabria tiene una "larga tradición" en la industria química y representa el 15 por ciento de la actividad industrial de la región. A nivel de producción, Ortiz ha destacado la fabricación de carbonato y bicarbonato sódico (Solvay), productos plásticos (Aspla), cauchos (Dynasol), fibra textil (Sniace) y productos farmacéuticos (IFC).

Sin embargo, a pesar del "gran asentamiento" de esta industria en la región, "no es ajena a la crisis económica ni al desplazamiento de los mercados en creciente competencia con países emergentes de Oriente Medio y Asia".

Ante ello, las "solución que necesita" esta industria regional para "mejorar y aumentar la exportación" es "impulsar la investigación y el desarrollo" y debe de hacerlo a través de la "incorporación de personal especializado" y el "aumento en las inversiones" de I+D, ha opinado la catedrática de la UC.

En esta línea, ha ensalzado que al industria química cántabra "necesita" desarrollar productos de "mayor valor añadido" y que sean "competitivos" como nuevos materiales multifuncionales y productos químicos para un amplio número de sectores como la medicina, la salud o el medio ambiente.

Sin embargo, Ortíz ha considerado que los procesos de fabricación deben de ser "más sostenibles", con "mayor eficiencia energética", con "mayor eficacia" y que tengan "menos impacto ambiental", unas líneas que permitirán, a su juicio, que en el futuro esta industria "se mantenga e incluso tenga una tendencia creciente".

Antes ese cambio que debe hacer esta industria regional hay "una buena noticia", y es que Cantabria tiene "la capacidad" de formar al personal necesario para "actuar como motor de ese cambio", ha destacado, al tiempo que ha recordado que la región cuenta con enseñanzas de Grado, Máster y Doctorado en Ingeniería Química de las que salen estudiantes con "alta cualificación y especialización".

Un consumo "más sostenible"

Por su parte, el Premio Nobel Robert H. Grubbs ha indicado que "cada vez se consumen más químicos" tanto en productos como en procesos de generación de energía y ha abogado por la necesidad de que el mundo haga un consumo "más sostenible" de los mismos.

Además, Grubbs ha considerado que el desarrollo de esta propuesta hay "un futuro abierto y cada vez más importante para los químicos", a pesar de que "en muchas partes del mundo se está observando la disminución en el soporte y la ayuda" que recibe la ciencia química.

Sin embargo, ha esperado que "en el futuro esta situación sea revertida" y que los químicos puedan llevar a cabo el "gran desarrollo" que él está "visionando".

Los catedrática de Ingeniería Química de la UC y de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) Ana María Urtiaga y Antonio Romero, respectivamente; y la catedrática de Química Inorgánica de la UCM María Vallet, también han estado presentes en la rueda de prensa de presentación de la Bienal, en la que participarán hasta el miércoles, 18 de septiembre, cerca de un millar de expertos.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.