Ehud Olmert ha negado en todo momento las acusaciones. (Ammar Awad/Reuters)
Ehud Olmert ha negado en todo momento las acusaciones. (Ammar Awad/Reuters) Ammar Awad/Reuters

El fiscal general del Estado de Israel, Erán Shendar, ordenó el martes iniciar una investigación judicial contra el primer ministro, Ehud Olmert, por un supuesto delito de abuso de poder y cohecho en la privatización de uno de los grandes bancos del país.

El primer ministro ha recibido la noticia de la orden de la fiscalía esta misma tarde, informó la edición electrónica del diario "Haaretz".

Las investigaciones se centrarán en las sospechas de que Olmert trató de favorecer a un amigo suyo, Frank Lowey, en la compra de un paquete decisivo de acciones del Banco Leumí cuando era ministro de Finanzas en funciones, en el anterior gobierno de Ariel Sharón.

Soborno en la privatización

El caso del Banco Leumí fue denunciado hace dos meses por el supervisor de Instituciones Pública del Estado, Mija Lindenstrauss, quien en un informe sobre la privatización del banco aludió a irregularidades en las relaciones entre el entonces ministro de Finanzas en funciones, y ahora jefe del gobierno, y los compradores, a los que le unía una amistad personal.

¿Hubo o no soborno en la privatización de la entidad financiera en 2005?

Lindenstrauss detectó, al menos, un serio conflicto de intereses, y entregó los resultados de su investigación al fiscal general del Estado, Menahem Mazuz, para que indague en el asunto.

Las sospechas de las que será investigado el primer ministro se centran en la pregunta de si hubo o no soborno en la privatización de la entidad financiera en 2005.

Los fiscales consideran que Olmert benefició a sus amigos en el concurso, en detrimento del los otros competidores, pero para llevarlo a juicio deberán demostrar que la relación produjo algún beneficio material al actual jefe del gobierno.