El dispositivo especial de seguridad para las fiestas de San Mateo contará con un total de 530 agentes de Policía Local -que contará con un turno adicional por las tardes, para los actos más multitudinarios como los fuegos artificiales- y de Policía Nacional.

Así lo ha adelantado el concejal de Interior, Miguel Sáinz, quien ha presidido este lunes la comisión técnica de coordinación del dispositivo especial para las próximas fiestas de San Mateo, en la que también ha participado también el concejal de Festejos, Pedro Muro.

En la reunión han estado presentes representantes de Policía Local y Nacional, técnico del Servicio de Protección Civil de Logroño, Cruz Roja, SOS Rioja y Bomberos. La puesta en marcha de este dispositivo "tiene como objetivo garantizar la seguridad ciudadana durante el transcurso de las fiestas", que, como ha afirmado Sáinz, "van a ser más seguras que nunca".

En el caso de Policía Local, la totalidad de la plantilla trabajará durante las fiestas de San Mateo, unos 230 agentes, mientras que, en el caso de la Policía Nacional, el dispositivo contará con un total de 300 agentes.

Además, en la Policía Local se ha habilitado un turno especial que se inicia sobre las 5 de la tarde hasta la 1 de la madrugada "con el fin de reforzar las horas de mayor afluencia de gente en las calles". Este turno se une a los de mañana, tarde y noche. De este modo, la media de Policía Local de servicio durante un día completo de San Mateo "ascenderá a 180 agentes, 20 más que el año pasado".

El turno especial de tarde tiene como objetivo cubrir las necesidades del recinto ferial y la inspección y control de la venta ambulante en su entorno, los fuegos artificiales, la salida de los toros "y, sobre todo, los lugares de concentración de jóvenes o de botellón, como el Parque del Ebro, que se vigilará de forma especial".

Este turno contará "con una media de 25 agentes por día, 3 más que en 2012". Además, se realizarán refuerzos concretos el día del lanzamiento del cohete, y el fin de semana en el que se espera una mayor afluencia de gente en las calles de la ciudad.

Disparo del cohete.

Miguel Sáinz ha hecho especial hincapié en que, desde el Ayuntamiento de Logroño, se ha organizado un dispositivo de seguridad específico para el lanzamiento del cohete el día 20 de septiembre en la Plaza del Ayuntamiento.

En total, en este dispositivo participarán más de 300 personas incluyendo Policía Local (123 agentes, 23 más que el año pasado), Policía Nacional, Protección Civil (20 personas), Cruz Roja (20 personas), voluntarios de la ciudad (100 personas) y otras 40 personas de la empresa 'Imagínate', contratada por Festejos.

Con este dispositivo "se pretende garantizar que el disparo del cohete anunciador de las fiestas pueda desarrollarse con normalidad y sea disfrutado por el público de todas las edades en la Plaza del Ayuntamiento".

De este modo, en el entorno de la plaza se establecerán "seis puntos de corte que delimitarán la zona prevista para el disparo del cohete y a partir de los cuales no se permitirá la entrada de bebidas o de cualquier producto que pueda manchar". Estos puntos de corte se habilitarán a partir de las 12 horas.

Cruz Roja establecerá una enfermería en el entorno además de contar con cuatro ambulancias en preventivo, dos ubicadas en el Paseo de Dax, una en Doce Ligero y otra en la zona de La Glorieta, y tres puestos a pie en el reloj, en los soportales del Ayuntamiento y en la zona de gradas.

"Los puestos a pie de Cruz Roja suponen una novedad respecto al año pasado que permitirá mejorar la atención al descentralizar la atención sanitaria que antes se establecía en un único punto ubicado bajo el reloj de la Plaza del Ayuntamiento", ha resaltado el concejal de Interior.

Fuegos artificiales.

Con motivo de los fuegos artificiales, "una de las actividades más multitudinarias del programa festivo", el Ayuntamiento ha preparado también un dispositivo especial "que ha sido muy alabado y que nos han copiado ya en otras ciudades, como Bilbao o Vitoria".

Estará, en concreto, formado por un técnico de Protección civil, 22 voluntarios de Protección Civil, 20 policías locales y 6 bomberos para garantizar la seguridad del perímetro y normalidad en la celebración de los mismos.

Los bomberos municipales contarán con dos retenes en prevención situados en el Parque de La Ribera (detrás del Riojafórum) y en la ladera del Monte Cantabria.

Por otro lado, Cruz Roja dispondrá, gracias al convenio firmado con el Ayuntamiento, de tres puestos fijos operativos para la atención sanitaria en el recinto ferial (a partir de las 17 horas), en la Plaza del Mercado (mañana y noche) y en la Plaza del Ayuntamiento (durante los conciertos).

RECOMENDACIONES.

Por último, Sáinz ha recordado una serie de recomendaciones a los ciudadanos, "que vienen incluso en las últimas páginas del programa festivo". Entre ellas, se recuerda a los ciudadanos que los menores de 16 años no pueden saltar al ruedo durante la celebración de las vaquillas.

En el recorrido de las carrozas se recuerda a los padres que deben vigilar que los niños no se aproximen a los vehículos que participan en el recorrido "de ninguna manera, y que no se metan entre los tractores y las carrozas a coger caramelos, para evitar sustos".

Respecto a los fuegos artificiales, "aunque es raro que ocurra", si un componente del fuego artificial cae al piso sin explotar cerca de un ciudadano, "no se debe tocar, ni tocar, ni empujarlo con el pie, porque se puede reactivar y explosionar, en ese caso hay que avisar inmediatamente a personal de seguridad del evento, Policía, Protección Civil, Cruz Roja o Bomberos".

Por último, desde la organización se recomienda ubicarse en el Parque de La Ribera para ver el espectáculo pirotécnico, preferentemente en la zona comprendida entre la Plaza de Toros y el Palacio de Congresos.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.