El secretario general del PSOE, César Luena, ha propuesto esta mañana la baja de impuestos en el tramo autonómico del IRPF a las rentas inferiores de 33.000 euros, que afectaría al 85 por ciento de las familias riojanas. Para compensar esa caída de ingreso, ha abogado por aumentárselo a los 5.000 riojanos con rentas superiores a 53.407 euros.

Luena ha realizado estas propuestas en una comparecencia de prensa en la que ha dado a conocer una serie de medidas de corte económico, que persiguen "aliviar a las familias y comprometer a la banca". De hecho, ha señalado que el PSOE quiere de cara a la elaboración de los Presupuestos Generales de La Rioja 2014 "azuzar el debate público" para que el Gobierno deje su "actitud autista y partidista".

El secretario general de los socialistas ha señalado que sus propuestas buscan "ingresos más justos, mayor dotación para las políticas sociales, y estímulos para el crecimiento económico". En este ámbito ha enmarcado la baja de impuestos, a la que ha unido la implantación de un impuesto autonómico sobre depósitos bancarios, cuya recaudación se destinaría a la Renta Básica de Ciudadanía.

En materia de inversión, Luena ha propuesto una mayor equidad entre los riojanos, así como más inversión en Educación, Sanidad y Servicios Sociales. En estos tres ámbitos ha reclamado que se "recuperen" los recursos que con la crisis se han reducido.

El secretario general del PSOE también ha destacado la importancia de llegar al cien por cien de la ejecución presupuestaria para lograr mayor estímulo económico, al tiempo que ha apostado por la internacionalización como uno de las claves para la reactivación.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.