El tramo de la calle Marqués de la Ensenada comprendido entre Villamediana y Lobete se remodelará para mediados de 2014, una obra que incluye la ampliación de las aceras al doble de lo actual y doble sentido de la circulación. La obra fue licitada la semana pasada por el Ayuntamiento, con un presupuesto inicial de 600.000 euros.

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha presentado este lunes la obra, acompañada por el concejal de Desarrollo Urbano, Pedro Sáez Rojo, a los vecinos de la zona. Como ha recordado, "hace unos años el Ayuntamiento remodeló la calle Marqués de la Ensenada, pero solo desde Avenida de la Paz hasta el cruce con Villamediana, y el último tramo hasta Lobete quedó sin arreglar, un proyecto pendiente que nos comprometió a acometer".

Así, "hoy cumplimos ese compromiso y esa deuda que había con los vecinos de este último tramo, cuando su calle quedó a medias en la reforma inicial", ha señalado Gamarra, quien ha añadido que "lo hacemos ampliando el espacio de influencia del soterramiento, como incluimos y remodelamos hace unos meses la calle Eliseo Pinedo, paralela a ésta".

Con esta actuación, "mejoramos la calidad de vida y las oportunidades de negocio en este entorno, como ha ocurrido en el ámbito de lo que antes eran las vías del ferrocarril pero también como estamos haciendo a través de otras reurbanizaciones que vamos ejecutando por todos los barrios de la ciudad".

La primera edil ha apuntado que, en la calle Marqués de la Ensenada, residen en estos momentos 2.375 logroñeses y están establecidos 58 comerciantes. "Estos vecinos y estos comerciantes -ha señalado la alcaldesa- que tanto tiempo han esperado a ver completamente remodelada su calle, van a tener una calle mejor pavimentada y un mobiliario urbano más moderno".

Ha destacado, sobre todo, que "ganan en centralidad y en conexiones, como consecuencia de la transformación provocada por el soterramiento y el modelo de ciudad que estamos implantando, que hace ciudad sobre la ciudad existente, mejorando y consolidando nuestra trama y nuestro barrios".

El proyecto.

Como ha explicado Pedro Sáez Rojo, las obras, que han sido ya licitadas por 599.923 euros, consistirán en la remodelación de las aceras de la calle, la ordenación viaria, el arreglo de los desperfectos existentes y la reparación de baches en el firme del estacionamiento público allí ubicado, que tiene una capacidad para un centenar de vehículos.

En total -al margen del aparcamiento- se actuará sobre un tramo de 215 metros de longitud. Las aceras se duplican, con una anchura que pasa de 2,20 a 4,30 y de 2,30 a 4,50 metros; 6,55 metros para una calzada de doble sentido de circulación; una banda de aparcamiento en batería de 4,5 y otra de aparcamiento en línea de 2,10 metros.

La calle pasa a ser de doble dirección, cuando hasta el momento era exclusivamente de una, "incrementando la accesibilidad y comunicación a través de ella".

Se llevará a cabo también una renovación total de los servicios; de la red de abastecimiento de agua potable y del alumbrado público; se ampliará y renovará la red de sumideros de pluviales; se instalará una nueva señalización de tráfico y se adaptarán los pasos de peatones a la nueva normativa. Se instalará nuevo mobiliario urbano.

Las aceras serán repavimentadas con 2.200 metros cuadrados de baldosas de 36 pastillas, así como los vados de acceso a vehículos, 192 metros cuadrados de pavimento clinker.

Serán 20 las unidades de nuevos sumideros, 496 metros de tubería de abastecimiento y conexiones; nueve las farolas; otros nueve los conjuntos de bancos; seis las papeleras; y ocho las señales verticales de tráfico.

La obra, licitada la semana pasada, estará adjudicada "para finales de noviembre o principio de diciembre", con lo que estará lista para su inicio en enero, y, como ha calculado el concejal, "con un plazo de ejecución de seis meses, estará para antes del verano".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.