Vehículo destruido tras una explosión.
Un agente de la Policía iraquí inspecciona un vehículo destruido tras una explosión. (Mohamed Jalil / Efe) Mohamed Jalil / Efe

Cerca de 35.000 civiles murieron en Irak a lo largo de 2006 como consecuencia de la guerra, según informó hoy la Misión de Naciones Unidas, lo que incrementa considerablemente los datos aportados previamente por el Gobierno iraquí.

Baile de cifras

Según el jefe de la Misión de Asistencia a Irak de la ONU, Gianni Magazzeni, el año pasado murieron 34.452 civiles y resultaron heridos 36.685.

Anteriormente, el Gobierno había informado de más de 12.000 muertos.

Preguntado por las diferencias entre ambas cifras, Magazzeni explicó que la ONU obtuvo sus datos:

  • Del Ministerio de Sanidad.
  • De los hospitales de todo el país.
  • De otros organismos.

"Si no hay avances significativos hacia el Estado de derecho, la violencia sectaria continuará indefinidamente y posiblemente aumente la falta de control", declaró.

Continúa la violencia

Por otro lado, al menos sesenta personas murieron hoy y 110 resultaron heridas en un doble atentado cerca de la Universidad de Al Mustansariya, en el este de Bagdad, informaron fuentes del ministerio del Interior iraquí.

Según las fuentes, primero explotó un coche-bomba cargado de explosivos que se encontraba aparcado y cinco minutos después un suicida con un cinturón de explosivos se inmoló en la puerta trasera de la Universidad.