Campaña en Egipto para encumbrar a un militar al frente del país otra vez

El jefe de las Fuerzas Armadas egipcias, Abdel Fatah al Sisi.
El jefe de las Fuerzas Armadas egipcias, Abdel Fatah al Sisi.
EFE

Es considerado por muchos en Egipto como un héroe nacional y algunos desean incluso verle en la Presidencia. Para cumplir este sueño, se ha lanzado ya una campaña de apoyo a una hipotética candidatura del jefe del Ejército, Abdel Fatah al Sisi.

'Kamel gemilak' (Completa tu obra) es el nombre de la campaña, que comienza oficialmente este domingo, día 15, y que pretende recabar 30 millones de firmas de ciudadanos para pedir a Al Sisi que se presente a las elecciones presidenciales, cuya fecha aún no está fijada.

Los organizadores de la iniciativa se han marcado esta meta porque calculan que es más o menos la misma cifra de egipcios que el pasado 30 de junio salieron a las calles para pedir la salida del poder del mandatario islamista Mohamed Morsi.

Su idea se inspira en el grupo 'Tamarrud' (Rebelión), que dijo haber recogido 22 millones de firmas contra Morsi e instigó las protestas que desembocaron en su derrocamiento en un golpe militar el pasado 3 de julio.

En opinión de los responsables de esta iniciativa, en un país con más de 80 millones de habitantes, el hecho de que 30 millones salieran a las calles para rechazar a Morsi dio la potestad a Al Sisi para deponer al islamista tres días después.

"Un líder que actúe como los faraones"

"Al Sisi debe respetar las peticiones del pueblo ahora y presentarse a las presidenciales, porque es la persona más adecuada para presidir en la actualidad Egipto, que se enfrenta a muchos enemigos en la región", explicaba recientemente un portavoz de 'Kamel gemilak', Wael Abu Sheisha.

La campaña dispone ya de una sede en el centro de El Cairo y de representantes en países árabes y europeos, además de una cuenta en Facebook, donde cuelga sus formularios.

Varios empresarios egipcios han expresado su deseo de financiar la campaña, que durará unos nueve meses, y que hasta ahora, según Abu Sheisha, consiste en una suma de esfuerzos individuales.

Durante este periodo, el ciudadano puede firmar el formulario en papel o a través de la página web de 'Kamel gemilak'. Para acercarse al máximo número de egipcios, los coordinadores de la iniciativa quieren grabar vídeos de 50 segundos con sus ordenadores portátiles en los que ciudadanos en la calle solicitan a Al Sisi que se presente a las presidenciales.

"Es una campaña popular de civiles que optan por un militar como presidente de Egipto, que pueda tomar decisiones sin retroceder ni titubear, tal y como hacían los faraones", señaló el portavoz de la campaña.

En los formularios se destaca que el firmante elige a Al Sisi porque este respondió a la voluntad del pueblo, dijo "sí" a la legitimidad de la revolución, unificó a los egipcios bajo la democracia y recuperó el prestigio de Egipto.

Otros "no quieren más militares"

Desde el golpe militar de hace dos meses, muchos han visto en Al Sisi a un salvador, aunque otras voces han alertado de la posibilidad de que, una vez convertido en el "hombre fuerte" del país, quiera ocupar también formalmente la jefatura de Estado.

Para algunos ciudadanos contrarios al golpe militar, como el joven empresario Walid al Gabri, la campaña de apoyo a Al Sisi no es sorprendente, ya que "es normal que los golpistas quieran mejorar su imagen, quitando el traje militar a Al Sisi y convirtiéndole en el presidente del país".

"Al Sisi es un héroe nacional falso. Después de la revolución del 25 de enero de 2011, ya no queremos más militares en la presidencia del país. El carácter de un militar es inadecuado para el puesto de presidente", destacó Al Gabri, que no descarta que la campaña "Kamel gemilak" consiga mucha influencia en la calle.

Al Sisi: "No aspiro a la Presidencia"

El jefe del Ejército, mientras, ha asegurado en varias ocasiones que no aspira a la Presidencia y que las Fuerzas Armadas no ansían el poder. Estas declaraciones de Al Sisi no han hecho más que incentivar al movimiento 'Kamel gemilak'. "Su rechazo nos hace insistir en que se presente a los comicios", afirmó el portavoz de la campaña.

También el exprimer ministro Ahmed Shafiq, que disputó la segunda vuelta de las elecciones a Morsi, dijo esta semana que si Al Sisi anuncia su candidatura, él se abstendría de participar en las presidenciales y otorgaría todo su respaldo al general.

Concurra o no a las elecciones, el general ha devenido un símbolo. Su imagen, vestido siempre de uniforme, protagoniza carteles, camisetas y demás souvenirs. En muchos comercios y viviendas cuelgan, además de banderas de Egipto, pancartas de Al Sisi, cuyo retrato ha sido utilizado incluso para adornar los dulces y chocolates de una conocida pastelería del centro de la capital.

Después de 60 años de militares al frente del país (1952-2012), Egipto puede estar preparándose para el retorno de un uniformado al Palacio Presidencial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento