Dos personas murieron y sesenta resultadon heridas, tres de ellas muy graves, tras el choque de un ferry, con 151 pasajeros a bordo, y un mercante, en el estrecho de Messina, que separa las regiones meridionales italianas de Sicilia y Calabria. Las dos víctimas forman parte de la tripulación del transbordador.