Artefacto explosivo
El artefacto explosivo, formado por una bombona de camping gas y una botella de plástico llena de clavos, fue hallado en la comisaría de los Mossos de Tortosa (Tarragona). ACN

El Juzgado de Guardia de Tortosa (Tarragona) ha decretado prisión provisional para el vecino de Tortosa de 42 años detenido el martes por presuntamente haber colocado un artefacto explosivo en el parking de la comisaría de Mossos d'Esquadra del municipio.

Según han informado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), se le han imputado los presuntos delitos de fabricación y tenencia de armas y explosivos, daños en grado de tentativa y atentado contra los agentes de la autoridad, también en grado de tentativa.

El artefacto fue localizado este lunes a las 8.00 horas en un aparcamiento ante la sede policial y, según los dictámenes técnicos, tenía "todos los elementos necesarios para explotar" pero no lo hizo por razones desconocidas, y los Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax) lo desactivaron sin necesidad de desalojar la comisaría.

Fuentes de la policía catalana explicaron a Europa Press que se trataba de un explosivo casero que consistía en una botella de plástico que contenía una pequeña bombona de camping gas y unos clavos.

El detenido tiene varios antecedentes por delincuencia común y había sido identificado recientemente por robos en interiores de coches, aunque el registro de su domicilio no apunta a que esté vinculado con grupos terroristas o de ideología radical.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.