Alonso deja al ralentí el entorno de la Ciudad de las Artes y las Ciencias
Los valencianos cogieron sitio en las barreras horas antes de la presentación del McLaren de Alonso en la ciudad.
Si la pretendida organización en Valencia ciudad de un Gran Premio de Fórmula 1 se parece a lo de ayer, los problemas que puede causar al tráfico no serían un obstáculo. Aunque nunca lloverá a gusto de todos, como anoche.

Mientras decenas de miles de aficionados –aunque ni de lejos, las 200.000 que se esperaban– disfrutaron con la exhibición de Fernando Alonso por el entorno de la Ciudad de las Artes, muchos valencianos sufrieron las consecuencias en forma de atascos de cuatro kilómetros en el acceso a la ciudad por la pista de Silla, según el Centro de Gestión de Tráfico.

La Policía Local comenzó a las 18.00 horas con los cortes, y los efectos no se hicieron esperar. A partir de esa hora, la avenida Ausiàs March comenzó a notar un incremento notable del tráfico rodado, debido a que era imposible girar en dirección hacia la Ciudad de las Artes, salvo por Peris y Valero. Por este motivo, según la sala de control del Ayuntamiento, el tráfico «se congestionó por esta vía» y se complicó en Peris y Valero.

Además, los camiones y el resto de vehículos que se dirigían a la zona del circuito se vieron obligados a desviarse hacia el puerto, lo que causó «tráfico denso» en las avenidas del Puerto, Baleares e Islas Canarias.

La Policía comenzó con la apertura de las calles a partir de las 22.00 horas, con lo que el tráfico volvió a normalizarse poco a poco.

La otra cara de la moneda fue la que vivieron quienes asistieron a la exhibición de los monoplazas de McLaren-Mercedes. Trompos, neumáticos quemados y velocidades de vértigo para hacer las delicias de unos asistentes que disfrutaron como enanos.

Manuel Candela, sin semáforos

Un fallo en el fluido eléctrico también dificultó ayer por la mañana el tráfico en las inmediaciones de Manuel Candela, concretamente desde las calles Santos Justo y Pastor a Blasco Ibáñez, Ramón Llull, la avenida de los Naranjos y Serrería, según informó la sala de control de Tráfico del Ayuntamiento. La Policía Local se empleó a fondo.

Así lo vivieron

Clara Fernández. 45 años. De Luarca (Asturias)

«Vivo en Cullera y he venido adrede para ver a Fernando Alonso. Es un halago tenerle en Valencia y poder disfrutar de él tan cerca y más siendo paisano mío. Lo han montado muy bien».

Diego Robles. 11 años. Vive en Valencia

«He venido porque me gusta mucho la Fórmula 1 y Alonso es el mejor. Lo que más me gusta son los gestos que hace cuando gana. Me alegro de que haya querido venir aquí».

Jorge Navarro. 30 años. De Valencia

«Como gran aficionado a la Fórmula 1, he venido a mostrarle mi apoyo a Alonso. Creo que este año tendrá más posibilidades de ser campeón con McLaren».