Retrospectiva de Santiago Sierra, el artista español que rechazó 30.000 euros del Estado

  • "El estado no somos todos: el Estado son ustedes y sus amigos", declaró cuando rechazó el Premio Nacional de las Artes Plásticas.
  • La ciudad alemana de Hamburgo (en la que Sierra estudió) inaugura la mayor retrospectiva del autor hasta la fecha.
  • Las polémicas intervenciones e instalaciones del artista analizan el modo en que sufrimos en primera persona la violencia económica y política del sistema.
Una de las joyas del proyecto de Santiago Sierra y Chus Burés con el que los artistas denunciaban el tráfico de oro y diamantes
Una de las joyas del proyecto de Santiago Sierra y Chus Burés con el que los artistas denunciaban el tráfico de oro y diamantes
Santiago Sierra in collaboration with Chus Burés - © Photo Rafael Vargas, Barcelona

Enfrenta al espectador a la explotación económica, a los salarios, a la autoprostitución. Santiago Sierra (Madrid, 1966) es uno de los artistas actuales más críticos con el sistema y las instituciones.

Fue noticia al rechazar en 2010 el Premio Nacional de Artes Plásticas, concedido por el Ministerio de Cultura y dotado con 30.000 euros. "El premio instrumentaliza en beneficio del estado el prestigio del premiado", declaró en una carta abierta. "El estado no somos todos: el Estado son ustedes y sus amigos. Por lo tanto, no me cuenten entre ellos". Además, Sierra acusaba en aquella ocasión al Estado de participar "en guerras dementes alineado con un imperio criminal", "donar alegremente el dinero común a la banca" y estar "empeñado en el desmontaje del estado de bienestar en beneficio de una minoría internacional y local".

El museo Deichtorhallen de Hamburgo (Alemania), especializado en arte y fotografía contemporáneos, inaugura 'Santiago Sierra. Skulptur, Fotografie, Film' (Santiago Sierra: Escultura, fotografía, película) la mayor retrospectiva hasta la fecha dedicada al artista madrileño.

'Cerdos devorando la península ibérica'

La exposición —en cartel hasta el 12 de enero en la ciudad alemana en la que Sierra completó su formación artística a principios de los años noventa— repasa a lo largo de más de 70 obras la carrera escultórica, fotográfica y audiovisual del autor. Además, el centro añade carteles, documentos y bocetos y objetos de intervenciones de las últimas dos décadas.

Analiza de modo constante el modo en que sufrimos en primera persona la violencia económica y política del sistema. "Mi trabajo defiende las vidas destruidas por el capitalismo (...), el arma económica elegida por el sadismo". En algunas de sus intervenciones más sonadas puso en práctica el abusivo poder del dinero pagando a personas pequeñas sumas para tatuar una línea sobre ellas, para que permanecieran metidas en cajas de cartón por un tiempo indefinido o para que se masturbaran frente a una cámara de vídeo.

Entre sus trabajos más recientes está el vídeo Los Encargados (2013), que realizó en colaboración con el artista Jorge Galindo (1965) y que muestra una procesión de siete Mercedes Benz negros circulando por la Gran Vía de Madrid, cada uno portando un retrato boca abajo del rey Juan Carlos I y los presidentes de España desde la transición hasta ahora. En Cerdos devorando la península ibérica —una instalación, también de 2013— grabó un recinto en el que los animales comían pienso distribuido de manera que formaba un mapa de la península.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento