Las cucarachas concentraron dos de cada diez avisos de plagas registrados en la Comunidad durante el 2012

Dos de cada diez plagas registradas en Castilla y León han sido de cucarachas a lo largo del año 2012 (18,5 por ciento), según ha reflejado la empresa Rentokil Initial en su Observatorio Anual de Plagas, un estudio estadístico realizado a partir de los datos sobre incidencias y servicios más comunes atendidos en 2012.
Cucarachas, Cucaracha, Insecto
Cucarachas, Cucaracha, Insecto
PP/EP

Dos de cada diez plagas registradas en Castilla y León han sido de cucarachas a lo largo del año 2012 (18,5 por ciento), según ha reflejado la empresa Rentokil Initial en su Observatorio Anual de Plagas, un estudio estadístico realizado a partir de los datos sobre incidencias y servicios más comunes atendidos en 2012.

Sin embargo, la región es una de las comunidades españolas que menos avisos por problemas de plagas registró el año pasado. El segundo puesto de la lista lo ocupan los roedores (15,9 por ciento), seguidos por los insectos de la madera (10,1 por ciento), mientras que a la cola del ranking se encuentran las plagas de picudo y mosquitos, con ninguna incidencia rastreada.

Durante el pasado año, la compañía de control de plagas Rentokil Initial recibió un total de 14.522 llamadas que alertaban sobre la existencia de plagas, de las cuales cerca de la mitad correspondieron a personas que padecían en su vivienda o negocio un problema con las cucarachas, según han informado fuentes de la empresa a Europa Press a través de un comunicado.

Estos insectos pueden reproducirse muy rápido y son altamente resistentes, además de ser portadoras de diversas enfermedades, por lo que supone una plaga de "alto riesgo", no sólo por lo "desagradable" y "molesta" que puede llegar a ser sino por el "peligro" que implica para la salud.

Castilla y León, al igual que el centro de la península, es de las regiones españolas menos afectadas por esta plaga, con Andalucía, Extremadura y todo el litoral levantino a la cabeza, puesto que las condiciones climatológicas de cada zona, como la temperatura y la humedad, unido a la fauna y flora del terreno determinan la proliferación y prevalencia de un tipo u otro de plaga.

Una muestra de ello es que los problemas con pulgas que "sufren" los castellanos multiplican por siete los avisos de esta plaga registrados en Madrid.

Tras cucarachas y roedores, los insectos de la madera son la tercera plaga más frecuente en Castilla y León. Unos insectos que, al igual que los chinches (8,7 por ciento) y las aves (6,9 por ciento), pueden tener consecuencias "muy negativas" en los lugares donde se presenten, deteriorando su salubridad e imagen.

A la cola de las plagas registradas en 2012 por Rentokil Initial en la comunidad castellana se encuentran el picudo y los mosquitos, sin ningún aviso rastreado (0 por ciento) y la procesionaria, que ya ha descendido de los árboles (2,2 por ciento).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento