Mascarell reivindica un Estado catalán ante una España "autoritaria y jerárquica" desde su origen

Valora que se debe construir "sin dobles lenguajes", con contundencia y unidad
Ferran Mascarell, conseller de Cultura de la Generalitat
Ferran Mascarell, conseller de Cultura de la Generalitat
EUROPA PRESS

El conseller de Cultura de la Generalitat, Ferran Mascarell, ha reivindicado este domingo un Estado para Catalunya impulsado por la sociedad civil catalana, como ha afirmado que sucedía antes del asedio de 1714, frente a un Estado español "autoritario y jerárquico desde su inicio".

Según fuentes de la Conselleria, lo ha dicho este domingo en el acto conmemorativo de la Diada del 11 de septiembre en Tarragona, concretamente desde el castillo monasterio de Escornalbou, donde ha manifestado que la anomalía de España emana de su Estado nacido del "pecado original": el absolutismo desde arriba contrapuesto a la representatividad nacida desde abajo, de la sociedad civil.

Ha asegurado que Catalunya vuelve a estar en el "cruce" entre estos dos modelos que ya se encontró en 1713, antes del asedio, y que entonces determinó un Estado impropio y sin el instrumento al servicio de la nación que otros lugares de Europa estaban construyendo.

Continuando el análisis histórico, ha subrayado que el catalanismo ya quería a finales del siglo XIX "un Estado plural, descentralizado y moderno" como una réplica al oficialismo español que todavía persiste, según sus palabras.

CLARIDAD

Mascarell ha manifestado que, aun así, el catalanismo siempre había sido conformista con su propia esencia, realidad y función del Estado, pero que la reivindicación de un Estado propio debe ser la "aportación decisiva" de la actual generación.

Para ello ha señalado la necesidad de claridad sin dobles lenguajes y de contundencia sin tira y afloja para construir el imaginario del país al que se aspira, algo que hasta ahora había faltado a menudo, ha dicho.

Asimismo, ha apostado porque Catalunya muestre la máxima unidad como antídoto a los sectores de España opuestos al proceso soberanista: "Sólo pueden estar en contra los autoritarios, los jerárquicos y los predemócratas. O los que confunden España con su finca particular".

Interdependencia e iberismo

El titular de Cultura ha destacado que el proyecto catalán no es una carga contra nadie y que trabajará para que "una España rehecha sin Catalunya también sea viable", en una relación entre ambas de igualdad política, económica y cultural, y sin desconexión sino con interdependencia en múltiples terrenos.

Ha añadido que el proceso catalán es el camino para dar "estabilidad y progreso al sur de Europa" y favorecer la posibilidad de un renovado iberismo, con Portugal incluida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento