No ponerse el cinturón o no usar el sistema infantil adecuado se ha saldado la vida de 25 personas en La Rioja en 8 años

Los sistemas de retención infantil específicos se usan hasta los 12 años o hasta que el menor alcanza 1,35 metros
Recurso automóvil, coche, vehículo, sillita, retención, niño
Recurso automóvil, coche, vehículo, sillita, retención, niño
CHEVROLET

No hacer uso del cinturón de seguridad, o del sistema de retención infantil adecuado, ha supuesto en La Rioja, en los últimos ocho años, que 571 personas hayan sido víctimas en un accidente. De estos, 25 fallecieron y 43 resultaron heridos graves.

Efectivos de Tráfico de la Guardia Civil, en coordinación con policías locales, realizarán la próxima semana, entre el 9 y el 15 de septiembre, una campaña especial de tráfico para controlar el uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil.

En La Rioja se contará con un centenar de agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y con las plantillas de las Policías Locales que participan en la campaña, que son las de los Ayuntamientos de Alfaro, Arnedo, Calahorra, Haro, Lardero, Logroño, Nájera y Santo Domingo de la Calzada.

Los agentes, que instalarán sus controles tanto en vías urbanas como interurbanas, verificarán el uso correcto del cinturón de seguridad y los sistemas específicos infantiles. El objetivo es concienciar sobre la necesidad de su uso, ya que con ellos se reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente.

También, se protege de salir despedido del habitáculo, así como de impactar contra el parabrisas. En casco urbano, la posibilidad de resultar herido grave o muerto es cinco veces menor si se lleva puesto el cinturón.

En una colisión frontal de un vehículo que circula a ochenta kilómetros hora si sus pasajeros no llevan el cinturón de seguridad, el resultado suele ser de muerte o lesiones graves. El cinturón alcanza la máxima efectividad en los vuelcos, donde se reduce un 77 por ciento el riesgo de muerte.

Sistema de retención infantil:

Salva la vida

Los datos de la Asociación Española de Pediatría muestran que las lesiones por accidente de tráfico siguen siendo la primera causa de muerte en los niños mayores de cuatro años.

Para su correcto uso se debe situar la sillita en la plaza trasera central; asegurarse de anclar correctamente la sillita con el cinturón del coche o el sistema ISOFIX; y desactivar siempre el airbag al colocar las sillitas portabebés en el asiento del copiloto.

No hay que dejar nunca holgado el arnés de seguridad de la sillita, pues cuando no está bien ajustado aumenta el riesgo de que el menor sufra daños severos; y hay que ajustar las correas de la sillita a la estatura del niño, sin que queden por encima o debajo de los hombros.

Los menores deben usar un dispositivo de retención adaptado a su talla y peso hasta los doce años. Excepcionalmente podrán dejar de usarlo antes si alcanzan 1,35 metros. Queda prohibido circular con menores de doce años situados en los asientos delanteros del vehículo, salvo que utilicen dispositivos homologados al efecto.

Un niño sin sujeción multiplica por ocho las posibilidades de sufrir lesiones mortales o graves; y nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales se habrían evitado si se hubieran utilizado sistemas de retención obligatorios.

Una sillita mal colocada multiplica por cuatro el riesgo de muerte infantil en caso de accidente. En cambio, el setenta por ciento de los niños que viajan en coche no utilizan correctamente la sillita.

A la hora de adquirir un sistema de retención infantil la silla siempre tiene que estar homologada, para ello, hay que buscar la etiqueta con la E que indicará para que vehículos es válida y el peso de los niños que pueden utilizarla.

No hacer uso del cinturón de seguridad, sistemas de retención infantil, casco y demás elementos de protección son infracciones graves, sancionadas con multa de doscientos euros y la pérdida de tres puntos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento