El Govern ha mostrado este viernes su "respeto" a "todas las actuaciones judiciales" y ha recordado que interpuso una denuncia contra el secretario general de UGT en Baleares, Lorenzo Bravo, porque entendió que sus manifestaciones no respondían a su derecho de expresión, sino que "atentaban contra el derecho al honor" del presidente del Govern, José Ramón Bauzá.

Así se ha pronunciado la portavoz del Ejecutivo balear, Núria Riera, preguntada por el hecho de que UGT y Lorenzo Bravo hayan interpuesto una querella contra Bauzá, por presuntos delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y tráfico de influencias por haber utilizado los servicios de la Abogacía de la Comunidad Autónoma en la demanda que presentó contra Bravo por los improperios que éste profirió contra él, y que ha sido archivada tanto en primera instancia como por la Audiencia Provincial de Baleares.

"Lo importante es que el Govern considera que estas manifestaciones no responden al derecho de expresión, sino que atentaban al derecho al honor del presidente como presidente", ha reiterado la portavoz.