John Lennon
Imagen de John Lennon. ARCHIVO

Las bobinas de una entrevista a John Lennon y Yoko Ono realizada por el columnista Howard Smith en 1969, en la que el exintegrante de los Beatles relata el "infierno" que pasó para sacar adelante el famoso álbum 'Let It Be', saldrán a subasta este mes.

Estábamos en el infierno. Nos ocurre mucho. Es una tortura cada vez que producimos cualquier cosa

Las dos cintas originales habían permanecido guardadas en un cajón en el apartamento del periodista en Nueva York, por lo que no habían visto la luz en cerca de cuatro décadas, detalló en un comunicado la casa de subastas RR Auction, que las venderá en una venta online entre el 19 y el 26 de septiembre próximos. "Ésta es una pieza extremadamente única, es la cinta original que fue grabada con John Lennon", dijo Bobby Livingstone, vicepresidente de RR Auction, que estima su precio entre los 5.000 y los 10.000 dólares.

La entrevista, de algo más de una hora de duración, fue realizada en Toronto (Canadá) a finales de 1969 por Smith, un pinchadiscos y famoso columnista de música para el periódico neoyorquino Village Voice, justo antes del lanzamiento de "Let It Be". "Estábamos en el infierno. Nos ocurre mucho. Es una tortura cada vez que producimos cualquier cosa", reconocía Lennon en esa conversación sobre el proceso de grabación del famoso álbum, que tuvieron que "sufrir como nunca para sacar adelante".
"Imagínate trabajar con los Beatles, es duro (...) Simplemente hay tensión. Hay tensión cada vez que la luz roja (del estudio de grabación) se enciende", decía el músico, quien fue asesinado el 8 de diciembre de 1980 ante las puertas de su casa en el edificio Dakota, frente al Central Park de Nueva York.

Además, Lennon aseguró que la banda británica "realmente no quería hacer" "Let It Be" y que fue Paul McCartney quien presionó para sacar adelante el álbum, al que calificó como "extraño", que no llegaron a terminar del todo.

El exBeatle también habló sobre la lucha entre los propios miembros de la banda para incluir sus canciones en los discos que sacaban, puesto que "en los viejos tiempos" solamente escribían él y McCartney, pero después George Harrison también empezó a querer añadir sus creaciones. "Ahora somos tres intentando aplastarnos en 14 canciones", declaró.