Stanislaw Wielgus
Stanislaw Wielgus. (Tomasz Paczos / Reuters) Tomasz Paczos / Reuters

El presidente de la conferencia episcopal polaca, Monseñor Jozef Michalski, ha anunciado que una comisión especial examinará el pasado de todos los obispos polacos de la época del comunismo, según publica el diario Clarín.

La decisión llega poco después de que el arzobispo de Varsovia, Stanislaw Wielgus, rechazara el cargo de Metropolitano de Varsovia al hacerse público su pasado como colaborador de la policía secreta de Polonia y agente de espionaje comunista.

Michalski afirmó este viernes que el arzobispo Wielgus ocultó al Papa sus antecedentes.

"Ni la Universidad Católica de Lublin, en la que Wielgus fue rector durante diez años, ni la diócesis de Plock, de la que fue ordinario durante otros siete años, nos informaron de nada", aseguró.

El 'caso Wielgus' ha provocado  un escándalo entre la opinión pública polaca, en su mayoría católica, y ha sumido a la Iglesia del país en una crisis.

Esta institución, que durante mucho tiempo se mostró reticente a revelar su pasado más oscuro, se muestra ahora ávida de actuar, ya que sus feligreses siguen impactados tras conocer que un antiguo delator de la policía secreta comunista haya podido alcanzar los puestos más altos de la jerarquía eclesiástica.

Fuentes eclesiásticas aseguran que todos los obispos han aceptado someterse a la revisión de sus actas